Letras

Los dibujos de Franz Kafka: la mente gráfica de un literato

Franz Kafka

La obra literaria de Franz Kafka es mundialmente conocida y apreciada, hecho que contrasta con el poco conocimiento que tenemos del escritor como dibujante.

Los dibujos de Kafka fueron recuperados –algunos incluso del cesto de basura– por su amigo y editor Max Brod, el mismo que rescataría gran parte de sus escritos, y buscaría el modo de verlos publicados en contra de la voluntad de su autor, quien le pidió destruirlos después de fallecer.

A pesar de ello, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando ya Kafka había muerto a causa de la tuberculosis que padecía, la Gestapo confiscó una gran cantidad de sus cuadernos –provenía de una familia judía de Praga–, obra que aún permanece desaparecida.

Mis dibujos no son imágenes, sino una escritura privada

Franz Kafka.

En estos cuadernos, Kafka dibujaba con agrado, y Brod diría de él que: como dibujante era un artista de peculiar fuerza y personalidad. En ellos, se puede apreciar una gran habilidad plástica y capacidad de síntesis gráfica. Todos los trazos forman parte de escritos o diarios de viaje, y los retratos de personas parecen describirlas de la manera en que se suele describir los personajes narrativamente.

Es imposible saber cuánto de la mente gráfica de Kafka se encontraba en los cuadernos que han desaparecido, pero casi todos los dibujos que produjo en distintas etapas de su vida fueron conservados gracias a Brod, y recientemente fueron compilados en un libro editado por Sexto Piso que se encuentra disponible en librerías.

También puede interesarte: Cómo utilizar correctamente el adjetivo “kafkiano”

Últimas noticias