Cultura

La historia detrás de la paloma de la paz de Picasso

La historia detrás de la paloma de la paz de Picasso

Vivimos momentos delicados en cuanto a política internacional. El día de hoy, el mundo es testigo de una serie de atentados ocurridos en uno de los países más pacíficos de Europa: Bélgica. Alrededor de estos eventos, surgen numerosas teorías del detrás de los hechos, pero lo que no podemos negar es que vivimos tiempos en los que es importante recordar que como humanidad nuestra única tarea es trabajar unidos.

Atentados en París, bombardeos en Siria, guerra entre palestinos e israelíes, hambruna en África, personajes como Donald Trump al frente de las encuestas, catástrofes ambientales y un planeta que amenaza con reducir sus recursos en menos de 20 años. ¿Qué estamos haciendo mal?

Es por esta razón que decidimos hablar sobre uno de los símbolos que resulta ser de los más necesarios en este momento: la paloma de la paz.

La historia detrás de la paloma de la paz de Picasso

La paloma de la paz es un símbolo universal que simboliza la paz misma. Aunque tiene orígenes en la Antigua Grecia con la diosa Afrodita, su connotación casi directa es con el cristianismo. La historia bíblica cuenta que cuando Noé y su familia se refugiaron en el Arca –junto con los animales–, tras 40 días de intensa lluvia, enviaron una paloma para asegurarse que el agua ya había bajado su nivel. Finalmente, 7 días después la paloma regresó con una rama de olivo en su pico simbolizando la reducción de las aguas y un nuevo comienzo entre Dios y la humanidad.

Por lo tanto, la paloma significa un comienzo fresco, una tabula rasa entre la humanidad y su universo. Pero, para que esta paloma encontrara de nuevo su significado, tuvo que ocurrir otra catástrofe: la Segunda Guerra Mundial. Tras 54 millones de muertos y 4,000 millones de dólares destruidos, se decidió realizar un evento para garantizar que hechos de esa índole jamás se volvieran a repetir. Este evento recibe el nombre de Primer Congreso Mundial de Partidarios de la Paz (abril de 1949 en París), y en el cual participaron grandes personalidades como el científico Frederic Joliot Curie (Premio Nobel de Química), Pablo Neruda, y por supuesto el artista español Picasso.

Es en este momento, donde la mítica paloma recupera su voz tras la serie de dibujos que el artista realiza y que sirvieron para crear la imagen del cartel de dicho Congreso. Este hecho da paso al símbolo más famoso en nuestro siglo para el humanismo y que clama en nuestros día una nueva voz.

 

Últimas noticias