Cultura

La ágil y enérgica historia del tap

tap

El tap nació en Estados Unidos y se popularizó a partir de los años 20 en los teatros vaudeville –un género de teatro de variedades que intentaba divertir por medio de espectáculos musicales, danza, comedia, animales entrenados, magia, cine, malabarismo y pantomima–. Se trata de una mezcla de bailes ingleses e irlandeses tradicionales –además de afroamericanos y música jazz– en los que el zapateado juega un papel medular.

tap

El tap obtuvo su nombre gracias a las cubiertas de metal –en inglés tap– con las que se producen sonidos al mover los pies sobre el piso, el cual suele ser de madera. Existen dos vertientes principales en el tap: el Rhythm tap que se enfoca en la musicalidad y usa los movimientos de los pies como una percusión sincronizada con el ritmo de la música, y el Broadway tap que se concentra en la coreografía y la espectacularidad.

Dentro del rhythm jazz, una de las leyendas fue Bill ‘Bojangles’ Robinson, quien llegó a participar en gran cantidad de montajes y películas en una época en la que los afroamericanos no contaban con ninguna visibilidad ni reconocimiento.

Dentro de la tradición del Broadway tap, uno de los más grandes y famosos exponentes fue Fred Astaire, quien además hizo mancuernas de baile con grandes nombres como Ginger Roberts, Eleanor Powell o Rita Hayworth.

Durante algún tiempo en Estados Unidos fue una manifestación de danza sumamente popular. El 25 de mayo se festeja el Día Internacional del Tap.

 

Últimas noticias