Cultura

JUEVES 14 MARZO: DÍA NACIONAL DE CUBA

La prensa cubana, celebrará el jueves su día nacional en medio de un creciente debate sobre su función en la sociedad, en la cual los primeros insatisfechos son los propios periodistas.

“Lo único que tenemos quizás más claro es que quienes hacemos periodismo no estamos para nada satisfechos con los resultados que se han logrado”, escribió el periodista comunista Francisco Rodríguez en su blogpaquitoeldecuba.wordpress.com.

Criticada por el propio presidente Raúl Castro por “triunfalista” y “apologética”, la prensa enfrenta también reclamos de intelectuales y artistas, como el novelista Leonardo Padura y el cantautor Silvio Rodríguez.

Formada por dos diarios y un semanario de circulación nacional, una decena de diarios provinciales, unas pocas revistas, cinco cadenas de televisión y unas 60 radioemisoras, la prensa está supervisada desde hace décadas por el Departamento de Orientación Revolucionaria, del gobernante Partido comunista (único), al estilo soviético del siglo pasado.

“La dirección de la prensa en Cuba ocurre de una manera vertical, todo está predeterminado. Se dan unas líneas de acción sobre cada tema y también se ponen unas fronteras”, dijo el periodista Félix López a revista Temas, del Ministerio de Cultura, único medio público que aborda temas polémicos.

“En el medio de eso queda la profesionalidad del que ejerce el periodismo y su manera de decir las cosas: un poquito más fuerte, menos fuerte (…), pero siempre sobre la base de que hay un círculo del cual no puedes salirte”, añadió López.

Organizaciones internacionales de derechos humanos y de prensa denuncian regularmente la falta de libertad de expresión en Cuba, país donde toda oposición es ilegal.

“Las autoridades en Cuba están lejos de aceptar que los periodistas tienen un papel que jugar en la sociedad”, declaró Amnistía Internacional en enero.

Los pocos medios independientes de la isla, donde hay escaso acceso a internet, pertenecen a las iglesias, entre ellas dos revistas católicas, Palabra Nueva y Espacio Laical, de pequeña circulación.

El inicio de las transmisiones en Cuba de la cadena interestatal Telesur, el 20 de enero, agregó leña a las críticas contra la prensa, pues su agilidad y variedad de temas contrastan con el estilo monótono y acrítico de la televisión local.

La prensa cubana también es acusada de omisiones, por ejemplo en los debates en centros de trabajo y barrios que precedieron al VI Congreso del Partido, en abril de 2011, que avaló las reformas económicas de Raúl Castro.

“Ese gran debate nacional que debió centrar la agenda de los medios de comunicación nunca existió en ellos. Esas asambleas donde se plantearon disímiles problemas tuvieron una mínima y muy sesgada visibilidad”, dijo el periodista Roger Ricardo a la revista Temas.

Cuba “sigue siendo un país con mal periodismo”, declaró tiempo atrás el novelista y periodista Leonardo Padura, uno de los escritores cubanos más publicados en el mundo.

En la prensa cubana “se han entronizado una serie de vicios (…) de los cuales no son responsables propiamente los periodistas, sino muchas veces también las líneas editoriales”, afirmó.

El cantautor Silvio Rodríguez, un firme partidario del gobierno, ha promovido en su blog un debate nacional para “encontrar soluciones a la trabazón lamentable que sufre nuestra prensa”.

Por su parte, la bloguera opositora cubana Yoani Sánchez declaró el domingo en México que regresará “a Cuba a fundar un medio de prensa” independiente.

“Sé que es imposible, que legalmente está prohibido, pero no voy a ser yo la que me ponga los límites”, dijo Sánchez, quien asistió en México a una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), de la cual es vicepresidenta para Cuba.

© 1994-2013 Agence France-Presse

 

Últimas noticias