Cultura

Juana de Arco es una leyenda que ha fascinado al mundo del arte

Juana de Arco

Juana de Arco es un símbolo de heroicidad y una divinidad para la iglesia católica. Es un personaje-mito que tenemos presente en la actualidad gracias a que se ha contado innumerables veces su vida a través de la literatura, el cine o el teatro.

También conocida como la Doncella de Orleans, Juana de Arco nació el 6 de enero de 1412 en Domremy, Francia. Esta referencia proviene de una carta fechada en junio de 1429 y dirigida al duque de Milán. Sin embargo, se le conmemora el día de su muerte, acontecida el 30 de mayo de 1431.

Juana de Arco

El contexto histórico en que nació Juana de Arco era tenso: Francia se encontraba en conflicto con Inglaterra en un hecho que se conoce como la Guerra de Cien años y que en realidad duró 116 (1337-1453).

Juana de Arco es mundialmente conocida por encabezar las tropas del ejército a una muy corta edad, 17 años, para liberar la ciudad de Orleans del asedio inglés. Finalizadas las batallas con la victoria de los franceses, Carlos VII, heredero al trono, fue coronado en Reims en 1429.

Existe un misticismo en torno a la heroína medieval. Juana de Arco confesó que escuchaba voces y tenía apariciones de los ángeles para que acudiera en auxilio del rey de Francia.

Juana de Arco fue capturada por los borgoñones y, posteriormente, entregada a los ingleses, quienes la condenaron a muerte por brujería, herejía y vestir como un hombre. Fue encerrada y juzgada en una torre, vestigio de un castillo del siglo XIII.  El 30 de mayo 1431 fue quemada en la hoguera.

Juana de Arco

La Guerra de los Cien Años continuó luego de la muerte de Juana de Arco, y fue hasta el año 1456 que se le declaró inocente de los cargos que se le habían impuesto y fue vista como mártir.

En 1920, fue canonizada como santa. Juana de Arco es la patrona de Francia, país donde se encuentran varias estatuas que recuerdan su historia.

Últimas noticias