Cultura

José Capelo, el amante secreto de Francis Bacon

Durante años, hemos sabido que varios artista han tenido su musa, una inspiración divina que funcionaba como figura artística que inició en la antigüedad con las hijas de Zeus y Mnemósine. Algunos ejemplos íconicos del pasado siglo XX fueron Gala, la esposa de Salvador Dalí o Camille Claudel, estudiante del escultor Auguste Rodin.

Puede interesarte: Recuperan obras de Francis Bacon robadas hace dos años

Pero no siempre estas musas pertenecen al sexo femenino, al menos no lo fue para el genio Francis Bacon.

Francis Bacon

José Capelo, el amante secreto de Francis Bacon
Caption: ‘Study for Three Heads’ (1962) Oil on canvas, three panels. The William S. Paley Collection. ©

La historia entre José Capelo y el artista no fue diferente a la los artistas y su numen. Su noviazgo comenzó cuando se conocieron en una fiesta en 1988, organizada por el afamado coreógrafo Frederick Ashton en Londres. La atracción que hubo entre el pintor y el joven banquero fue instantánea. En un principio, Bacon recibió con incredulidad el interés romántico del joven. Sobre todo porque le llevaba 40 años de diferencia y en ese entonces todavía no era rico.

Francis Bacon

Francis Bacon (a la derecha) y José Capelo (extremo izquierda de la imagen), en la fotografía se puede apreciar la diferencia de edad entre ellos | Foto: ABC

La mutua curiosidad e interés de ambos personajes prosperó. Juntos viajaron a Sicilia, París, Centroeuropa, Cataluña y Andalucía. Los momentos que pasaron en cada uno de sus paseos resultó inolvidable. No obstante, debido a los tabúes de la época, tuvieron que mantener su cariño en secreto.

Francis Bacon

Retrato de José Capelo por Francis Bacon colección de José Capelo.

La relación terminó con la muerte del creador de lienzos, pero mientras duró, su amor fue intenso e inolvidable. Prueba de esto reside en dos obras: Retrato de José Capelo y el famosísimo e importante Tríptico (1991). Sin duda alguna, Capelo no sólo constituyó uno de los amantes más queridos de Bacon, sino su musa más especial.

No te pierdas: La exposición que demuestra que Francis Bacon sí dibujaba 

Francis Bacon

Triptych 1991 by Francis Bacon in MoMA, New York.

 

Últimas noticias