Cultura

JAY Z DISPARA LAS VENTAS DE UNA MARCA DE CHAMPAGNE

 

Reims, France | AFP |

por Alain JULIEN

Su mera aparición en un videoclip del rapero Jay Z convirtió el champán Armand de Brignac en el vino espumoso más a la moda entre los “bling bling”, un inesperado éxito para la casa familiar Cattier instalada desde 1763 en el noreste de Francia.

“Todo comenzó con una especie de broma a principios de 2000. Queríamos producir el champán de todos los superlativos: el más bonito, el más caro y el mejor”, explica Jean-Jacques Cattier, 70 años, quien preside con su hijo Alexandre la empresa vitícola.

Varios años fueron necesarios para elaborar este vino espumoso que reúne tres cosechas y diseñar una botella dorada decorada con un ostentoso as de pica a modo de blasón.

En 2006 más de 20.000 unidades salen de las bodegas de este viticultor rumbo, en gran parte, a Estados Unidos, donde el grupo Sovereign Brands se encarga de su distribución.

“El nombre de Armand de Brignac es un homenaje a mi madre, que adoraba este héroe de una novela cuyo título he olvidado y el as de pica es un símbolo monárquico. Todo cuadraba a la perfección”, recuerda Cattier, quien luce la insignia en el reverso de su chaqueta.

Hasta 2006, la cosecha Cristal de Louis Roederer gozaba de los favores de los raperos estadounidenses antes del llamamiento de Jay Z a boicotearla, tras unas declaraciones del responsable de la marca, que consideró racistas.

“En este momento, el cuento de hadas comienza. Jay Z descubre nuestra botella en su bodega neoyorquina habitual y decide utilizarla en su clip ‘Show me what you got’, rodado en Montecarlo, un verdadero big bang para nosotros”, continúa Philippe Bienvenu, director comercial del champán Cattier.

 

– El “bebé” espumoso de Jay Z –

En esos pocos segundos de rodaje, el multimillonario rapero, casado con Beyoncé, rechaza una botella de Cristal y se decanta por una botella decorada con el as de pica durante una acalorada partida de póquer.

Al día siguiente de la difusión del videoclip, el distribuidor se ve abrumado por las peticiones y, en poco tiempo, las botellas de Armand de Brignac se descorchan masivamente tanto en los casinos de Las Vegas como en las distinguidas veladas, donde hacen acto de presencia Leonardo di Caprio, Usain Boilt o David Beckham.

Desde entonces, la casa Cattier ha multiplicado por cinco la producción de su champán ‘premium’, que se exporta principalmente al otro lado del Atlántico por una media de 300 euros. Y, para perfeccionar la desmesura, el viticultor vierte su champán en botellas gigantes “Midas” de 30 litros, uno de cuyos ejemplares un club londinense compró en 2011 por 190.000 euros.

“Asumimos el ‘bling bling’, pero eso no es todo. El prestigioso ‘Fine Champagne magazine’ escogió nuestro vino como el mejor del mundo”, intenta destacar Cattier.

Y el cuento de hadas no acabó aquí. A principios de noviembre, Jay Z compra por un monto no comunicado Sovereign Brands, el distribuidor de su marca de champán preferida, una “maravillosa noticia” para los dirigentes de Cattier, quienes la reciben en los salones vinícolas de Asia.

“La aventura continúa. Jay Z tiene ganas de invertir en nuestro champán. Él dice que Armand de Brignac es su bebé”, afirma sonriente Bienvenu.

Según él, la producción de su emblemática marca podría alcanzar las 300.000 botellas en los próximos cinco años.

En 2010, el rapero y su esposa Beyoncé visitaron las bodegas de Cattier en Chigny-les-Roses, en la región vinícola de Champaña-Ardenas (noreste). “Hicimos una barbacoa en el jardín”, recuerda Jean-Jacques Cattier, para quien Jay Z “es un hombre de negocios, pero un verdadero amante del vino”.

El champán Cattier produce en total un millón de botellas y posee 33 hectáreas de viñas alrededor de esta localidad francesa. De sus 45 empleados, ocho se dedican especialmente a la marca Armand de Brignac.

 

© 1994-2014 Agence France-Presse

Últimas noticias