Cultura

JAPÓN: PRIMER MINISTRO ANUNCIA PLAN DE 175.000 MILLONES DE EUROS

El primer ministro japonés, el derechista Shinzo Abe, anunció este viernes un plan de reactivación económica de 20 billones de yenes (175.000 millones de euros, 229.500 dólares), para sacar al país de la crisis crónica que vive desde hace años.

“Es extremadamente importante acabar con la deflación prolongada y la carestía del yen”, insistió el primer ministro, que ocupa el cargo desde el 26 de diciembre tras la aplastante victoria de su Partido Liberal Demócrata (PLD) en las elecciones legislativas anticipadas celebradas diez días antes.

Esta partida comprende 10,3 billones de yenes de gasto público para dinamizar la actividad, combatir la deflación y encauzar la carestía del yen, sobre todo por la vía de las grandes obras públicas y a base de contribuciones financieras de las colectividades locales y empresas privadas.

Este paquete de “medidas económicas de urgencia” excepcionales, apoyadas por un suplemento presupuestario financiados con empréstito, está destinado a generar la creación de 600.000 puestos de trabajo y un incremento del crecimiento de 2 puntos porcentuales del producto interior bruto (PIB).

Se trata de uno de los mayores dispositivos de apoyo con los aplicados durante la crisis financiera de 2008-2009, “no es ningún espolvoreo”, insistió el jefe del Gobierno.

Abe también volvió a insistir en la importancia de un “trabajo mano con mano con el Banco Central de Japón” para acabar con la bajada continua de los precios, que frena la actividad, la inversión, la progresión de los sueldos y el consumo.

El Gobierno espera volver a poner en la buena dirección los engranajes económicos y de paso critica al precedente ejecutivo de izquierda, que en su opinión no hizo más que agravar las cosas.

Los nuevos gastos se destinarán en buena parte a acelerar la reconstrucción del noreste, arrasado por el sismo y el tsunami del 11 de marzo de 2011, la restauración de los puentes, túneles y otras infraestructuras públicas venidas a menos.

El Gobierno también quiere ayudar a las empresas a luchar contras las tasas de cambio desfavorables o animarles a desarrollar productos y servicios nuevos para que tomen el relevo a industrias ya maduras con demasiada competencia en el extranjero.

El suplemento necesario para el actual año presupuestario (abril de 2012 a marzo de 2013), que debería alcanzar 13,1 billones de yenes, deberá ser votado por el Parlamento en la próxima sesión, que empezará el 28 de enero, y financiado en parte por la emisión de nuevos bonos del Tesoro.

El poder ejecutivo conservador elimina de paso el tope del aumento del endeudamiento anual, de 44 billones de yenes (420.000 millones de euros, 551 millones de dólares) que se había impuesto el precedente gobierno de centro-izquierda con la esperanza de rebajar la deuda colosal del país (más del 200% de su producto interior bruto).

Últimas noticias