Cultura

INDÍGENAS DE BRASIL DEFIENDEN TIERRAS ANCESTRALES

Centenares de indígenas de todo Brasil exigen al Congreso que frene un paquete de reformas que aseguran benefician al poderoso sector agrícola y amenazan los derechos sobre sus tierras ancestrales y su supervivencia como etnias.

“Somos contrarios a la invasión de nuestras tierras. Nosotros somos los primeros habitantes, el (hombre) blanco nos está mandando, eso no nos gusta. Tienen que respetarnos”, dijo solemne y en su lengua, ante diputados y representantes de los indígenas de todo el país, el conocido cacique Raoni, con su gran disco redondo de madera insertado en el labio inferior y una corona de plumas amarillas.

“Estamos exigiendo que sean revocados esos proyectos de ley, que son un trabajo asesino. Donde crecimos y nos criamos es donde está el espíritu del pueblo indígena, el espíritu del agua, el espíritu del bosque, no dejaremos esas tierras”, dijo Oriel Guaraní Kaiowá, representante de esta etnia del centro oeste de Brasil.

El año pasado, los Guarani-Kaiowá captaron la atención mundial al resistir el desalojo de una gran hacienda en el sur del país, que aseguran está dentro de sus tierras ancestrales, y que está siendo demarcada por el gobierno para entregar a los aborígenes.

La principal legislación repudiada por los indígenas es una enmienda constitucional (PEC 215), que transferiría del gobierno al Congreso la competencia de aprobar y demarcar tierras indígenas y los parques de conservación ambiental.

“Entregar el control de la definición de tierras indígenas a un Congreso con una poderosa bancada del sector agropecuario es un peligro. Es una medida de la bancada agropecuaria para retirar el poder del Ejecutivo en esa área”, dijo a la AFP el diputado Maritón de Holanda, coordinador del Frente Parlamentario de Defensa de los Pueblos Indígenas.

Otra reforma en estudio en el Parlamento autorizaría crear concesiones a productores agropecuarios dentro de tierras indígenas.

Las autoridades pretenden aún la regulación de la explotación minera en tierras indígenas y el abogado del Estado aprobó recientemente una medida que impide ampliar tierras indígenas reconocidas en el pasado.

Unos 300 indígenas comparecieron el martes ante una comisión de la Cámara de Diputados para exponer sus pedidos y decidieron no abandonar el lugar hasta no recibir garantías de que sus reclamos serían atendidos.

“Toman decisiones que ponen en riesgo a nuestros pueblos y la madre tierra; están enterrando nuestros derechos, queremos ser consultados”, lamentó a la AFP la indígena Taurepang Telma Marques, del territorio Raposa Serra do Sol del norte amazónico, reconocida a los indígenas y que los colonos tuvieron que abandonar hace exactos ocho años.

Las tierras indígenas ocupan el 12% del territorio de Brasil, y en la Amazonía el 20%. Pero hay todavía muchas áreas pendientes de reconocimiento oficial en favor de los indígenas, la mayoría ocupadas por colonos, en las zonas del país donde ha habido un gran avance de la agropecuaria, como es el caso de los Guaraní Kaiowá.

La sesión en el parlamento se inició con danzas y cantos espirituales de los indígenas xavantes, con sus cuerdas al cuello y el cuerpo en los colores de la tierra, del negro al marrón y el rojo, pletóricos porque acaban de recibir la titularidad de sus tierras ancestrales en Mato Grosso (centro oeste).

“Son nuestras danzas tradicionales para bendecir este lugar y para que nos ayude en nuestra lucha”, explicó una Macuxí, de la tierra Raposa Serra do Sol, que danzó con un grupo de mujeres indígenas en faldas de paja.

El presidente de la Cámara de Diputados, Luis Eduardo Alves, se comprometió a llevar sus reclamos a una reunión de líderes de los partidos.

“Nunca aceptaré deforestación en áreas indígenas, nunca aceptaré la construcción de hidroeléctricas y la explotación minera en en tierras indígenas”, concluyó el jefe Raoni, quien expresó que quisiera llevar sus reclamos a la presidenta Dilma Rousseff.

En Brasil, con 194 millones de habitantes, viven 896.900 indígenas, distribuidos en 305 etnias, que hablan 274 idiomas, según el último censo oficial.

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias