Cultura

IMPRESIÓN EXPRESS, EL FUTURO DE LAS LIBRERÍAS

Más allá de la lectura en pantallas de luz, el futuro de las librerías podría asemejarse a comprar un refresco en una máquina surtidora: llegas a un display con novedades, eliges tu título entre miles de obras, oprimes un botón y, cinco minutos después, te vas a casa con tu libro impreso y encuadernado.

Algo así se presentó en el Salón del Libro de París, donde la editorial PUF (Prensas Universitarias de Francia) y La Martinière, propusieron una innovación que podría revolucionar el mercado editorial: las impresoras de libros bajo demanda.

PUF presentó la Expresso Book Machine ideada por la empresa Xerox pero potencializada en Francia por por la asociación nacional de impresores. Muy parecida a una gran impresora, por un costado de este artefacto puedes ver desfilar las hojas y por el otro la portada y la encuadernación. Al final llega a tus manos una copia idéntica a un libro clásico casi por el mismo precio.

Por su parte, el aparato que presentó La Martinière es bastante más pequeño, sin embargo el resultado es muy similar. Fue desarrollado por la empresa japonesa Ricoh y existe desde hace una década en Estados Unidos, aunque hasta ahora hace su desembarco en Francia.

Al parecer, el uso de estas máquinas podría reducir los costosos procesos de transporte y almacenamiento de libros, además de los tiempo de entrega y los daños ambientales. Algunas editoriales ofrecen títulos con una demanda tan baja, que esta novedad representaría una vía mucho más rentable pues sólo se imprime lo que se vende.

El reto ahora consiste en convencer a los productores y lectores a que utilicen el invento pues cada una de estas impresoras cuesta alrededor de 86 mil dólares. ¿Ustedes qué opinan, se animarían a usarla?

Información vía AFP.

Últimas noticias