Cultura

FALLECE LA DIVA ITALIANA VIRNA LISI

Roma, Italia | AFP | por Kelly Velasquez

La actriz italiana Virna Lisi, considerada la musa del cine italiano en la década de 1960 por su elegancia y belleza, murió este jueves a los 78 años de edad, tras una larga carrera cinematográfica y televisiva.

Nacida en Ancona (centro) en 1936, la rubia y seductora actriz, cuyo verdadero nombre era Virna Peralisi, rodó decenas de películas en Italia, en Francia y en Hollywood, y compartió cartel con los mejores actores de su generación como Marcello Mastroianni, Richard Burton o Alain Delon.

Comenzó su carrera muy joven, en 1953, pero tuvo que esperar a 1994 para lograr su mayor reconocimiento internacional, el premio a la mejor interpretación femenina en el festival de Cannes (Francia) por su papel de Catalina de Médici en “La Reine Margot” de Patrice Chéreau.

Su última aparición en el cine será póstuma, con la película “Latin Lover” de Cristina Comencini, que será estrenada en marzo del 2015.

Con la directora italiana había trabajado en 2002 en el filme “El día más bello de mi vida”.

“Era la gran señora del cine italiano”, comentó este jueves Comencini, quien elogió su estilo de vida de “persona común”.

 

– El no a Hollywood –

 

La cineasta contó que tuvo la ocasión de conversar con la actriz sobre su legendario rechazo a Hollywood, y cuando se negó a rodar “Barbarella” de Roger Vadim, filme que lanzó a la fama a Jane Fonda a mediados de los 60.

“No tenía ganas de ponerme peluca y alas de plata”, confesó entonces Lisi.

Tras romper su contrato por motivos más familiares que profesionales con los estudios estadounidenses, que buscaban una nueva Marilyn Monroe, Lisi regresó a Italia donde trabajó con directores de la talla de Mario Monicelli, Liliana Cavalli, Gianni Amelio, entre otros.

“Virna quería trabajar con el cine italiano, entendía que su talento sería mejor empleado por directores italianos. ¡Qué bueno que decidió eso!”, comentó Comencini.

En los 70 trabajó también en coproducciones europeas, muchas de ellas rodadas en Italia y también en filmes de autor.

Actuó en teatro y para la TV italiana, a la que tuvo que renunciar hace pocos meses, cuando los médicos descubrieron que padecía una enfermedad incurable.

La que fuera considerada como la “Marilyn italiana” participó en varias series y alcanzó importantes reconocimientos.

Junto con Sofía Loren, Silvana Mangano y Claudia Cardinale, constituyeron el emblema del cine italiano y abrieron el camino para generaciones enteras de actrices y autores.

Su filmografía incluye el papel estelar en  “Como matar a su propia esposa”, dirigida en 1965 por Richard Quine y con Jack Lemmon como coprotagonista y  “¡Bromas con mi esposa, no!” (1966) con Tony Curtis.

En Europa participó en la década del 70 a importantes coproducciones como “Barba Azul” con Richard Burton y Raquel Welch.

Ya en los 80 trabajó con Alberto Lattuada en “Cicala” con el que obtiene  el Premio David de Donatello a la mejor actriz. Volvió a colaborar con Lattuada en 1985, esta vez para una teleserie sobre Cristóbal Colón.

La famosa actriz murió 14 meses después de que falleciera su marido Franco Pesci, con el que se casó en 1960. Deja un hijo y tres nietos.

kv/jz

 

Últimas noticias