Cultura

falcotitlan: ACECHO

AUTOR: Hugo Falcón Páez

Si cada hombre y mujer fuera verdadero, rico y amoroso. El mundo sería real. No como la falsedad que vivimos, la cual nos ha llevado al miedo y a la pobreza.

El espionaje es tan antiguo como la contrainteligencia, fragmento de un informe del Comité de Inteligencia del Senado de EU, redactado en septiembre de 1986. La Guerra Fría llegaba a su fin a través de Mijail Gorbachov y Ronald Reagan, la Perestroika (reestructuración) era la reforma de reformas que fue gestada para desarrollar una estructura económica interna en lo que era la Unión Soviética. Así como ese detalle histórico, hoy se viene otro cambio en el mundo a través de los medios de información. Nos remitiremos a WikiLeaks, que empezó a filtrar información de algunos países, informes, datos y documentos que movieron a los líderes del orbe, esa organización mediática internacional sin ánimo de lucro tomaba la internet desde el 2006, en el presente su creador Julian Assange tiene en jaque mate a múltiples gobiernos con millones de documentos de alta secrecía, los cuales romperían protocolos y rutas diplomáticas entre los primermundistas. Los casos más sonados, como el de Bradley Manning, quien dio páginas asentando revelaciones en el mandato de Barack Obama, así como Edward Snowden (desde Hong Kong y Rusia) que le entregó material al diario británico The Guardian y al periodista Glenn Greenwald. La cuestión es, que se ha aplicado una especie de tercerización digital en las labores de espionaje hacia el sector privado, en México es lo mismo, entonces también que investiguen a quienes suministran, arrendan y rentan los servicios de telecomunicación. Nuestra nación, de la mano con el Ejecutivo, legislativo y judicial, debe manifestar masivamente los pormenores de los actos de espionaje a un ex presidente y un candidato presidencial, actual mandatario. Eso se ha reportado hasta el momento en esta tribuna de intriga y acecho. Sin embargo, la historia dicta que el 25 de diciembre de 1991, la URSS dejó de existir y arrastró a la KGB (Comité para la Seguridad del Estado), ese centro de comando de inteligencia llegaba a su fin. Pero no así la dinámica del espionaje, en especial en Alemania, que tuvo hace unos años infiltraciones del enemigo y los comandos del GSG-9 (Guardia Fronteriza, Grupo 9), una unidad de operaciones y de elite contraterrorista de la Policía Federal Alemana. Las oficinas de inteligencia mexicanas, en el presente, están haciendo una auditoría de redes y sistemas en diversas oficinas de gobierno federal clasificadas como sensibles, incluyendo Presidencia, así como una revisión exhausta en la Residencia Oficial de Los Pinos. Porque la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, ha pateado la colmena del espionaje sobre Latinoamérica. El canciller mexicano, José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Relaciones Exteriores, ha entrado a la serie de alegatos que sostienen los funcionarios mexicanos, políticos e intelectuales, así como el embajador Earl Anthony Wayne. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no se quedó callada, tal y como la canciller alemana Angela Merker, quien dijo que la espiaban desde 1999. Su homólogo Francois Hollande, de Francia, también levantó la mano, y atrás de él, Mariano Rajoy, presidente español. Corona de espinas a los aliados europeos y comerciales, pero el “Poncio Pilatos” yanqui ha argumentado algo más, que el mundo está altamente interconectado y el flujo de información no tiene precedentes. Afirman que ese país no escucha todas las llamadas, ni lee todos los correos electrónicos. Actividad constante hasta la publicación de este texto. El presidente estadounidense ha pedido revisar la política de espionaje y que se respeten ciertos puntos relevantes. En ello, los diarios USA Today, The Washington Post, International New York Times, y la página web del semanario Der Spiegel, son la pluma que vence a la espada. Simple cinismo, compleja mercadotecnia, e indudablemente, un golpe mediático legendario de quienes forman el mundo real.

http://www.falcoatlmultimedios.com/2013/10/falcotitlan-acecho.html

Últimas noticias