Cultura

EXPANSIÓN Y CONTRACCIÓN

El primer paso del método científico es la observación. Nuestros antepasados se valían de la observación para anticipar condiciones climatológicas, para encontrar alimento y refugio. Los científicos y estudiosos de la actualidad observan para aprender, sacar conclusiones y compartir sus hallazgos con la humanidad. Mediante la simple observación podemos dar respuesta a todas las preguntas que nos planteamos; sin embargo, no le damos importancia a la acción de observar y mucho menos estamos acostumbrados a hacerlo pues consume tiempo y generalmente pensamos que la respuesta a nuestras preguntas las podemos obtener de otras fuentes, quizá más rápidas aunque no necesariamente sean precisas.

Hoy, en esta ocasión, te invito a darte un espacio para observar el movimiento del universo. Al hacerlo te darás cuenta de lo importante que es para nosotros como seres humanos que habitamos el planeta Tierra.

El universo como lo conocemos comenzó con una explosión tan grande y tan rápida que es difícil comprender o siquiera imaginar. A esta explosión los científicos le llamaron el Big Bang. A partir de ese momento, el universo se ha encontrado en constante movimiento de expansión y contracción, expansión y contracción. Al observar este movimiento y llevarlo a una proporción infinitesimal con respecto al universo y compararlo con el latir de nuestro corazón ¿qué encontramos?… expansión y contracción, expansión y contracción. Cada latido es una expansión del corazón seguido de una contracción del corazón. Ahora compáralo con nuestra respiración. ¿Qué observas? Expansión y contracción, expansión y contracción. Al inhalar nuestros pulmones se expanden, al exhalar se contraen.

Ahora llevemos este movimiento de expansión y contracción y comparémoslo con nuestra conducta diaria. Observa cómo algunos días nos encontramos más amables o estamos más contentos y alegres… expandidos. Y otros días estamos malhumorados, quejumbrosos o enojados… contraídos. Finalmente estamos en sintonía con el movimiento del universo, a veces expandidos y a veces contraídos. Al observar esto nos damos cuenta que es totalmente normal que tengamos cambios de humor, que a veces las cosas se nos faciliten o a veces sintamos que todo está en nuestra contra… es perfectamente normal que haya momentos en que nuestra voluntad sea verdaderamente fuerte para seguir una dieta, lograr lo que nos proponemos, ser constantes y otras veces nos sentimos faltos de voluntad o débiles para actuar.

Ahora bien, simplemente con el hecho de haberte dado el tiempo de observarte te habrás dado cuenta que puedes aprovechar este movimiento de expansión y contracción para tu conveniencia ¿no crees? Obsérvate y aprende en qué momento estás listo para emprender proyectos, resolver problemas o enfrentar situaciones difíciles. Todo esto se da cuando te encuentras expandido. Asimismo, date la oportunidad de hacer una pausa, descansar o llevar tus sentidos hacia adentro cuando te encuentras contraído. Aprovecha los momentos de contracción para recuperar tus energías. Finalmente, identifica qué factores te ayudan a estar más tiempo expandido y qué factores te ayudan a salir del estado de contracción.

Seguramente te habrás dado cuenta con este pequeño ejercicio que la observación es una herramienta sumamente poderosa. Hazte amigo de ella y encontrarás respuestas y explicación a todos tus cuestionamientos… ¡compruébalo!

Últimas noticias