Cine

ETERNAL SUNSHINE OF THE SPOTLESS MIND: RECORDARTE O NO


La pregunta ha estado latente desde siempre: ¿Cómo sería la vida si pudieras borrar de tu memoria aquello que te ha hecho sufrir? Una hipotética respuesta la da el cineasta Michel Gondry de la mano del guionista Charle Kaufman, un par de genios con una poética muy particular y una forma de hacer cine que explora los mecanismos de la mente. Eternal Sunshine of the Spotless Mind es la historia de la relación entre Clementine Cruczynsky (Kate Winslet) y Joel Barish (Jim Carrey en una de sus más memorables interpretaciones cinematográficas), dos personas con caracteres diametralmente opuestos; mientras una es arrebatada, impredecible, elocuente y sociable, el otro es callado, introvertido, metódico y reflexivo. Un día, tras una pelea, ella decide borrarlo a él de su mente. Cuando él se entera, pide que le hagan el mismo procedimiento en una especie de absurda venganza. La cinta transcurre en ese viaje de Joel hacia el olvido, cuando revive uno por uno los momentos que lo unen a Clementine, y observa, sin poder hacer nada, cómo le arrebatan a la persona que ama, dejándole un agujero en la memoria. El título de la película se desprende de un verso de Alexander Pope y la trama está basada en dos novelas del autor francés Boris Vian. Entre el reparto se encuentran Mark Ruffalo, Kirsten Dunst y Elijah Wood.

 

 

Últimas noticias