Cultura

El olvidado matrimonio entre Leonora Carrington y un mexicano

Leonora Carrington

La mayoría de nosotros, los amantes del arte, conocemos el nombre de Leonora Carrington, la artista surrealista que se enamoró de México. Este amor puede observarse en la viva paleta de colores que utilizaba para pintar sus sueños, animales fantásticos o inclusive cuadros como “El mundo mágico de los mayas“, donde el sincretismo entre la cultura prehispánica y céltica resulta evidente.

Leonora Carrington

‘El mundo mágico de los mayas’ Leonora Carrington © en el Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México.

Sin embargo, muy pocas personas saben que su cariño por nuestro país iba más allá que su idiosincracia. Todo comenzó cuando Leonora fue internada en un hospital psiquiátrico de Santander, España, por sus ataques nerviosos. Allí recibió varias terapias de choque, que si bien le sirvieron de inspiración, en esos momentos representaron un gran trauma.

Lee también: Las brujas del arte: Leonora Carrington, Remedios Varo y Kati Horna

Leonora Carrington

‘Laberinto’ Leonora Carrington © The Metropolitan Museum of Art, New York

El maltrato y las situaciones insalubres en las que se veía sometida la orillaron a escaparse, aunque luego sus padres querían meterla en un segundo hospital, pero ahora en Sudáfrica. Conocida por su ingenio, Carrington volvió a escabullirse, con el pretexto de ir al baño, y fue a refugiarse a la Embajada de México en Portugal. Es en este lugar donde conoció a Renato Leduc, poeta bohemio y diplomático mexicano.

Leonora Carrington

Retrato de Renato Leduc en Colección Blaistein, México.

A salvo de sus progenitores, la pintora comenzó a realizar planes para abandonar Europa. No obstante, la única manera de poder salir era a través de un matrimonio. De esta manera, Leduc y la surrealista contrajeron nupcias y abandonaron el continente en 1941, poco antes de la debacle nazi. A mediados del mismo año llegaron a Nueva York, donde permanecieron por un tiempo, hasta que en 1942 compraron un auto para viajar en carretera hasta México.

Te puede interesar: El homenaje poco conocido a la obra de Leonora Carrington

Leonora Carrington

‘Piso 4706’ Leonora Carrington © en el MAM, Ciudad de México.

El matrimonio entre ambos personajes duro un año y aunque muchos mantienen que dicha relación era meramente de amistad, lo cierto es que ambos individuos mostraban lo contrario. Cuando Elena Poniatowska entrevistó a Leonora, ella le dijo, entre broma y en serio, que Leduc había sido “el amor de su vida”. En cuanto a Leduc, tenemos como testimonio una carta que le escribió a Leonora Carrington: “Yo vivo de lo poco que aún me queda de usted. Su perfume, su acento, una lágrima suya que mitigó mi sed”.

Últimas noticias