Cultura

El estudio de Francis Bacon: un ilustre basurero

el-estudio-de-francis-bacon-un-ilustre-basurero

Francis Bacon es una de las figuras más importantes del arte figurativo de la posguerra, y su estilo artístico es inmediatamente reconocible por su empleo de la deformación pictórica.

La mayor parte de la obra de Bacon fue creada en su estudio de la calle Hugh Lane en Dublín, espacio que se ha vuelto famoso porque a la fecha permanece tal cual estaba el día que murió y es infamemente desordenado, tanto que ha ganado una reputación por sí mismo; se ha vuelto de cierto modo el ícono del genio artístico atormentado.

El estudio de Francis Bacon: un ilustre basurero

Francis Bacon en su estudio

Bacon creía que su creatividad provenía del caos, y su estudio era una explosión de tubos de óleo, contenedores, pinceles y brochas, imágenes para inspiración, botellas de champagne y basura en general. Las paredes estaban cubiertas de muestras de color que había ido utilizando, y decía le era imposible trabajar en un estudio limpio y blanco.

El estudio de Francis Bacon: un ilustre basurero

Tres estudios para un autorretrato

Su pintura representa una lucha, y tanto ésta como su estudio son un reflejo de la personalidad de Bacon. Por esta razón, el espacio de trabajo del irlandés se ha vuelto tan famoso y se mantiene intacto: porque nos intriga saber siempre el proceso de creación de un genio artístico e intentar entender cómo funciona su mente.

Así se mantiene el estudio de Francis Bacon en Dublín:


Los estudios de los pintores reflejan sus personalidades, te presentamos una selección aquí.

Últimas noticias