Cine

EL ADIÓS DE INGMAR BERGMAN: SARABAND

En 1982, después de haber filmado la película Fanny y Alexander, Ingmar Bergman declaró que no volvería a dirigir largometrajes. Entonces, en 2003, sorprendió al mundo con el que sería en realidad su último largometraje, cuatro años de su muerte en 2007. Saraband retoma a dos personajes de la película Secretos de lun matrimonio, Lohan y Marianne, pero los sitúa 30 años después de ésta, cuando Marianne vuelve a la casa de verano de Lohan y se encuentra con Henrik y Karin, hijo y nieta de Lohan. A partir de entonces, los cuatro personajes se envuelven en una trama emocional y familiar donde los fantasmas del pasado hacen acto de presencia.
La película está concebida, como su nombre lo indica, a manera de una pieza musical, con diez capítulos, un preludio y una coda. Con una serie de conflictos dramáticos que remiten a su compañero intelectual, Strindberg, Bergman se despide del mundo cinematográfico con una pieza artística que desnuda el alma del espectador.

Últimas noticias