Cultura

El​ ​Katzenklavier,​ ​el​ ​piano​ ​hecho​ ​de gatos

Los felinos y el arte siempre han ido juntos. Algunos ejemplos están en los poemas que Mallarmé dedicaba a su minino, o las pinturas psicodélicas que creaba Louis Wain. Aunque, cuando de instrumentos se trata, muy pocos saben del Katzenklavier, el piano hecho con gatos.

23415868_2202660086627701_976684756_n

La existencia de tan peculiar artefacto no tiene fecha exacta de origen, pero aparece en distintos grabados desde el año 1877. Asimismo, fue mencionado por el francés Jean–Baptiste Weckerlin en su obra Musiciana, extraits d’ouvrages rare ou bizarre, (pasajes de obras extrañas y raras).

Te recomendamos: El significado de los gatos con cohetes de los antiguos manuscritos

Acorde al escritor, el descubrimiento de la pieza fue totalmente arbitrario. Se dice que se le halló en 1549, cuando el rey Felipe II de España acudió a un evento en Bruselas. Ahí no solo vio este peculiar instrumento, también observó a un oso tocándolo. En lugar de las habituales pipas que acompañaban este aparato musical, había una serie de gatos que las sustituían. Cuando el oso presionaba una tecla, la cola del felino era jalada con fuerza. Esto provocaba un adolorido maullido y, al parecer, el deleite de los espectadores.

23432829_2202668026626907_1969123388_o

 

Al parecer, los gatos estaban ordenados dentro del piano según el tono de su miau y producían una sucesión notal como la de un piano normal lo hace. Hoy en día existen reinterpretaciones de la pieza. Por ejemplo, en el 2009 se creó el corto The Cat Piano. Una vez más, la imaginación humana y su devoción a los gatos nos ha sorprendido.

No te pierdas: Dalí, Warhol, Picasso y otros famosos pintores transformados en gatos

23439253_2202669849960058_20752694_n

Últimas noticias