Cultura

DOMINIC WILCOX: EL COCHE DEL FUTURO

Con una visión futurística, el diseñador Dominic Wilcox lanza este diseño al público. La idea es que una vez que las calles sean lo suficientemente seguras como para manejar coches hechos de cristal, y manejar ya no sea una necesidad, sino una comodidad más en la vida cotidiana. El Stained-glass Driverless Sleeper Car busca sintetizar el concepto de una vida futura simplificada, en la que los coches sean controlados por computadoras que reducirán el tráfico y los accidentes automovilísticos. Esto implicaría que los coches ya no serían diseñados con base en su función, sino en el diseño.
Creando con paneles de cristal de diversos colores, el moderno coche propone una nueva perspectiva en torno a los crecientes avances tecnológicos a nivel mundial y las implicaciones sociales que tendrían en nuestro día a día.

Información e imágenes: © Dezeen 

Últimas noticias