Cultura

Diosas y madres, la feminidad en la mitología

Cuando pensamos en la palabra “mamá” nuestra mente se remite a recuerdos de nuestra infancia -y de nuestras vidas-, de la mujer que decidió traernos al mundo y criarnos de la mejor manera posible. El ser madre no es tarea fácil, ya que significa tomar la responsabilidad de criar a un ser humano nuevo, y por ende su futuro se ve reflejado desde tus acciones en el presente. Criar a un niño es por lo tanto, una tarea muy importante que requiere de mucho aplomo y claridad.

Pero el ser madre no se reduce a responsabilidades y obligaciones, sino también a alegrías. No podemos olvidarnos del amor incondicional que sólo una madre puede tener, junto con la satisfacción que brinda el criar a alguien y conocerlo a lo largo de toda una vida.

Por lo tanto la madre es un símbolo universal, un símbolo que habla de valores como: el amor incondicional, la protección, el cobijo, la sensibilidad, la compasión, la generosidad, la pasión…en fin todas las cualidades que se dirigen al ideal del ser humano. Es por esta razón que desde la antigüedad, el humano decidió incorporar dentro de su imaginario, figuras que le recordaban las cualidades vinculadas al concepto “madre”. Es aquí donde nacen las diosas, las cuales representan el ideal de la mujer así como la representación de lo femenino en cada cultura.

Diosas y madres, la feminidad en la mitología

Durga

El culto a las diosas, expresa el máximo respeto que se tiene a lo femenino.Aunque es también impresionante observar, que en países donde se posee un culto a estas imágenes, persiste la violencia de género junto con sus tabúes. Esto se debe al poco trabajo que hemos tenido como seres humanos en nuestra construcción de identidad, así como el poco entendimiento de este mismo.

En la cultura occidental, el feminismo sostiene fuertes críticas a las imágenes de diosas y vírgenes cuyo único rol es el de ser o madres o esposas. No obstante, aunque esto es cierto en muchos casos, existen culturas cuya imagen de la feminidad es rica y vasta, por lo tanto sus diosas capturan las distintas fascetas de la mujer, donde lo femenino se convierte en un agente activo. Por lo tanto, estas diosas lejos de ser solamente madres o esposas, son amas y maestras del destino de los hombres.

A continuación te mostramos a diosas que son la viva imagen de la feminidad y la maternidad, pero de una forma activa y diversa. Haz click a la galería para conocerlas.

Últimas noticias