Cultura

Debajo del agua de un acantilado se encontraba este Buda de 600 años

Una escultura de 600 años de edad tallada directamente en las piedras de un acantilado fue recientemente descubierta durante los trabajos de renovación de un embalse en la provincia de Jiangxi en China.

En diciembre pasado, quedó al descubierto por primera vez, y después de varios siglos, la cabeza de un Buda después de que se drenara una gran cantidad de agua en medio de los trabajos de una planta de energía hidroeléctrica. Se calcula que esta talla en piedra mide casi 4 metros de altura, y puede formar parte de todo el conjunto arquitectónico de un templo.

 

El director del Instituto de Investigación Arqueológica de esta provincia china, Xu Changging, aseguró que el agua ha sido el principal agente involucrado en la conservación de la escultura, y que quedan pocas como ésta, ya que durante la Revolución Cultural China, ente los años 60 y 70, muchas piezas históricas y patrimoniales fueron destruidas en pro de una visión que aniquilara lo feudal y supersticioso.

 

 

Últimas noticias