Cultura

CLAUSURAN PROYECTO CHINO POR DAÑAR CARIBE MEXICANO

México, México | AFP | Las autoridades mexicanas clausuraron este lunes las obras de Dragon Mart, un gigantesco centro comercial con capital chino, por daños ambientales en la caribeña Riviera Maya (este), informó el gobierno.

“La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró hoy (lunes) las obras del proyecto Dragon Mart” en el municipio de Benito Juárez, cerca del turístico balneario de Cancún, anunció el vocero gubernamental, Eduardo Sánchez.

Esta decisión todavía puede ser impugnada por la compañía que lidera el proyecto, Real Estate Dragon Mart Cancún, señaló.

La construcción del megacomplejo comercial, con un presupuesto estimado de 180 millones de dólares, ha generado una gran controversia en México por desarrollarse en terrenos forestales con la oposición frontal de grupos ambientalistas.

“Las actividades hasta hoy de los desarrolladores han deteriorado, impactado y dañado las condiciones del equilibrio ecológico del ecosistema forestal y afectado la biodiversidad de la zona”, dijo en la misma conferencia de prensa Guillermo Haro, titular de la Profepa.

En la actualidad, la “superficie deforestada” ya es de 149 hectáreas de las casi 204 de construcción que contempla el proyecto, detalló Haro.

Esa área costera se caracteriza por una selva baja con mangle, humedales y especies de flora y fauna protegidas, describió.

La Profepa comenzó a investigar el proyecto en 2013 al recibir un pedido para ello del Senado, así como una decena de demandas de grupos ambientalistas.

La investigación concluyó que Dragon Mart no cuenta con el permiso necesario por parte de las autoridades federales para el cambio de uso de suelo ni el manifiesto de impacto ambiental, además de detectar los daños ambientales.

Autoridades del estado de Quintana Roo sí habían concedido en 2012 una autorización en materia de impacto ambiental a la compañía, que todavía puede apelar la clausura anunciada este lunes.

Una sentencia judicial ordena también a la compañía el pago de casi 22 millones de pesos (unos 1,5 millones de dólares) en multas y compensaciones que ya se le habían impuesto por el daño ambiental.

La Profepa también interpuso en octubre una denuncia penal contra los responsables de los daños ambientales que sigue su curso en la fiscalía general, señaló Haro.

El proyecto Dragon Mart contempla la construcción de 22 naves comerciales con un total de 3.000 locales y 722 viviendas y fue considerado como el segundo complejo comercial chino más importante del mundo fuera de ese país.

 

Últimas noticias