Cine

Obras reales en ‘The Square’, la película que desafía al arte contemporáneo

The Square

“Si pones un objeto en un museo. Por ejemplo, si tomáramos tu bolso y lo pusiéramos aquí, ¿eso lo convertiría en arte?” pregunta Christian, curador de un museo de arte contemporáneo, que termina cuestionando a una periodista en la cinta The Square.

Te puede interesar: Para Lawrence Weiner el arte nada tiene que ver con la habilidad

Se trata de la nueva película del director sueco Ruben Östlund –galardonada con la Palma de oro del Festival de Cannes de este año–, que desafía al arte contemporáneo. Pero va más allá del ya conocido debate donde las pinturas vanguardistas quedan muy mal paradas.

Considerada una de las favoritas del 2017, nos presenta la escena artística a través de Christian (Claes Bang), quien además de ser un reconocido curador, es un padre divorciado que dedica su tiempo a sus dos hijos, conduce un coche eléctrico y respalda causas humanitarias. Por lo menos es lo que la sociedad ve en él. Pero después de que es asaltado en un espacio público, el espectador se encuentra con un personaje incongruente.

Obras reales en la ficción

Dentro de la trama, el museo de Christian está preparando la presentación de la pieza The Square, un cuadro de 4×4 trazado en el suelo, que sus creadores describen como “un santuario de confianza y cuidado“: Dentro de ella, todos compartimos los mismos derechos y obligaciones.

Este diminuto oasis utópico tiene sus orígenes en una exposición real que Östlund y el productor Kalle Boman organizaron para el museo de diseño Vandalorum, Suecia, en 2014. Al igual que en la ficción, fue concebida como un especial de igualdad de derechos y obligaciones, además de ser una especie de prueba práctica sobre la confianza hacia el otro.

Todos formaban parte de ese diálogo, así que los visitantes del Vandalorum tenían que responder a la pregunta ¿confías o no confías en tus conciudadanos? antes de entrar. Si la respuesta era afirmativa se les pedía que dejaran su billetera en un lugar sin seguridad. 

Te recomendamos leer: Los movimientos más extraños y excéntricos en la historia del arte

Sobre su pieza, Östlund dijo: “Lo que amo del mundo del arte es que el mundo del arte podría abrazar la idea de The Square, porque es un campo en el que podemos discutir qué tipo de sociedad queremos, donde podríamos mirarnos a nosotros mismos de una manera crítica e irónica”. Sin embargo, la película nos plantea si tenemos la capacidad como sociedad “de que el arte nos enfrente“.

The Square

|‘The Square’.

Últimas noticias