Cine

‘Rebecca’, la cinta que dio el Oscar a Alfred Hitchcock

“Anoche soñé que había vuelto a Manderley”, frase que resuena sólo iniciar el filme Rebecca, ese que en 1940 fue el inicio de la carrera de Alfred Hitchcock en Estados Unidos y que al final le daría su único premio Oscar.

Tras una dilatada carrera en su natal Reino Unido, Hitchock llegó a los Estados Unidos a finales de la década de los 30 de la mano del productor David O. Selznick, famoso por llevar a la pantalla grande el clásico “Lo que el viento se llevó”.

Tras varios altercados entre ambos por cuestiones creativas, diferendos en el guión, incluso el nombre de la protagonista, e intromisiones del productor en la forma de dirigir de Alfred Hitchcock, el 8 de septiembre de 1939 comienza la filmación basada en la célebre obra de la novelista británica Daphne du Maurier.

Con Laurence Oliver en el papel de Maxim de Winter y Joan Fontaine como la Sra. Winter, Hitchcock monta un rompecabezas en el set de filmación, graba con un orden que él establece y se apega al estilo que sus anteriores obras tenían, con lo que limita las interveciones de Selznick.

La historia basada en una novela gótica pone a la tímida Joan Fontaine en la lucha por ganarse un lugar por encima de un fantasma, el de la primera esposa de su marido, Rebeca.

En esta obra Alfred Hitchcock manipula a Fontaine a tal grado que la hace creer que tanto su coprotagonista como el equipo entero de filmación la odiaba, con lo que consigue que la actriz se comporte dentro y fuera del plató de forma tímida y miedosa, algo que el director necesitaba de ella en pantalla.

El director logra poner en la pantalla una narrativa totalmente distinta a la de la novela, en la que existe un narrador, mientras que Alfred Hitchcock cuenta todo a modo de un enorme flashback de dos horas de duración que fuera estrenada en abril de 1940.

El misterio que envuelve la muerte de Rebecca en un naufragio, la tristeza de su esposo y el apoyo de su nueva conquista dieron por resultado una obra magnífica, exitosa en taquilla y aplaudida por la crítica.

Nominada a nueve premios de la Academia, entre ellos Mejor Director, Mejor Actor y Mejor Actriz, Rebecca fue premiada con dos estatuillas Oscar, la primera a Mejor Montaje en Blanco y Negro, la segunda, la de Mejor Película 1940.

A lo largo de su trayectoria, Alfred Hitchcock fue nominado cinco veces como Mejor Director, pero jamás levantó la estatuilla, por lo que Rebecca implicó la mejor manera de pisar suelo norteamericano.

Últimas noticias