Cine

OBLIVION: EL TIEMPO DEL OLVIDO – EL SCI FI QUE LUCHA POR SER RECORDADO POR HIDALGO NEIRA

 

Oblivion: El tiempo del olvido – El Sci fi que lucha por ser recordado por Hidalgo Neira

Dirección: Joseph Kosinski

Reparto: Tom Cruise, Morgan Freeman, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Nikolaj Coster-Waldau, Melissa Leo, Zoe Bell

La película está basada en la novela gráfica homónima escrita por el mismo director de la cinta, se recomienda su lectura para una compresión más amplia.

 

Jack Harper es un hombre cualquiera que se dedica a reparar drones, en un futuro en el que la tierra ha sido devastada por el paso de armas de destrucción masiva. Jack vive con Vika, su compañera y amante quien a su vez hace de enlace con el ‘Tet’ una base espacial a las afueras de la tierra, que espera a que ambos terminen su misión y regresar a el nuevo hogar humano en Titan, la luna de Saturno.

Este mecánico común se cuestiona si realmente debe dejar la tierra, ya que a pesar de ser ahora un planeta desolado, le tiene cierto cariño a ese lugar del que nunca fue nada en teoría, ya que su destrucción ocurrió hace más de 60 años. Jack se topa con distintos incidentes que le marcan más sus dudas existenciales, pero no es sino hasta que presencia el naufragio de una nave espacial, que empieza a considerar dejar de ser un hombre subordinado sin derecho a pensar libremente.

Oblivion es el nuevo proyecto cinematográfico del director Joseph Kosinski quien debutó con el filme ‘Tron: El legado’ y ahora haciendo mancuerna con el experimentado actor Tom Cruise, se lanzan al ruedo de querer hacer ciencia ficción a lo grande. Esta película estaba contemplada para su estreno en Julio, pero debido a que sus fechas se habrían empatado con el reestreno de ‘Parque Jurásico’ en 3D, prefirieron adelantar su lanzamiento, y llevarla con un estreno limitado en ciertos países, entre ellos México, ya que su estreno mundial será el 19 de Abril.

El director ha argumentado que la cinta, es un homenaje a las películas de ciencia ficción de la década de 1970, y es notorio su tributo. Trayendo un mundo distópico casi al estilo orwelliano, con un aire de post apocalipsis en toda la cinta, aunado a las sutiles referencias ‘Philip K. Dickianas’, la película tiene una sensación de un buen filme de ciencia ficción durante el primer transcurso de su trama.

Sin embargo, como dice un refrán ‘Si quieres cruzar el río, hay que mojarse’, me refiero a que la película se arriesga con temática de ciencia ficción que puede parecer ‘dura’ pero entendible para el público… el detalle es que en el desarrollo de la historia, nos topamos con algunos elementos trillados en las historias del Sci fi y eso, le hizo caer de la gracia en la que llevaba carrera ganada.

Vaya pero no quiere decir que por este detalle en el guión ya se volvió ‘El negrito en el arroz’, la película tiene una amplia calidad en distintos ramos, por ejemplo su cinefotografía, la cual es especial y meritoria de su director, ya que nos muestra paisajes explorados magistralmente en las proyecciones IMAX, bien recordaremos que en su anterior filme, sus secuencias visuales eran deslumbrantes.

La música es un apartado completamente sobresaliente, Anthony González de M83 nos receta un score épico, haciendo parecer de pronto que estamos en un videoclip interminable, pero de sumo gusto por lo visual, la música simplemente es sensacional.

Aunque usted no lo crea, en la ciencia ficción es importante que se sigan ciertas reglas de la realidad ¿Por qué? Porque es necesario seguir una coherencia existencial para crear un vínculo con nuestro panorama social. ¿Más claro aún? Si vemos algo en pantalla que parezca sacado de un sombrero de magia, no lo vamos a querer creer, pero si entendemos que la tecnología que proponen, puede ser posible de aquí a unos años, eso nos da una sensación de creer en una atmósfera, por lo que se nos atrapa y nos conduce a seguir esa ‘realidad’ dentro del cine. Oblivion en ese sentido cumple su tarea.

Como recapitulación, podemos apuntar a que Oblivion no es la mejor cinta que pasará a la historia en la ciencia ficción moderna, pero es un buen ejemplo de lo que puede lograrse con algunos millones bajo la manga, ahora esperemos a ver, la tercera parte de Tron en el 2014 y ver si de una vez por todas Tom Cruise se decide a dejar de ser ‘el mismo’ en los siguientes filmes que le vengan en su ya fracturada carrera actoral.

Clasificación: Véase por hobby, como ejercicio fantástico, pero sin querer escudriñar a fondo, se lo dice un adorador empedernido de películas futuristas, llenas de alienígenas y crisis espaciales, que cree que este solo fue un experimento más por querer intentar ser ‘Hard Sci Fi

Saludos sin olvido.

H.

Habitación101.com

Últimas noticias