Cine

Los personajes reales detrás del Grand Hotel Budapest

los-personajes-reales-detras-del-grand-hotel-budapestROTA

Los grand hotels junto con sus bellboys y candelabros parecen ser algo proveniente de otra época. Pero gracias a Wes Anderson y su increíble cinta El Gran Hotel Budapest esta nostalgia por aquellos viejos edificios desaparece de una forma muy original.

Seguramente, muchos de nosotros hemos querido hospedarnos en el Grand Hotel Budapest, sin embargo, lamentamos decir que éste es producto de la imaginación de constructor: Simone de Salvatore.

El arquitecto

Simone de Salvatore trabaja con una técnica llamada matte painting que consiste en crear maquetas a escala y editarlas a través de un programa con el mismo nombre. Con otras palabras: lo que el arquitecto hace es pintar la imagen de forma digital.

“Trabajar en la película de Hotel Budapest fue algo maravilloso. Al principio, no fue fácil entender cómo debía ser la estructura del hotel. Trabajábamos sobre pedacitos […]”, asegura Simone. Por si esto fuera poco, también declaró que hasta que vio la película entendió por completo la visión del director Wes Anderson.

Los personajes reales detrás del Grand Hotel Budapest

Nos inspiramos con imágenes de toda Europa. Tomamos como referencia hoteles de Alemania, casas en Austria, arquitectura de República Checa y Hungría con toques vintage. Tuve que construir el edificio pieza por pieza, ventana por ventana, y aún así no había garantía de que quedara como lo deseaba”, expresó Simone para la página obrasweb.

El pintor cuenta que una vez terminada la estructura, tuvo que encargarse de todos los alrededores, ajustar la iluminación; en fin, de todos los detalles para que su estructura embonara perfectamente con la película.

Los personajes reales detrás del Grand Hotel Budapest

Grand Hotel Pupp, una de las edificaciones que inspiraron el Grand Hotel Budapest.

El verdadero M. Gustave

¿Cómo describirías a M. Gustave? Seguramente, entre la gama de palabras para describir este personaje se encuentran: educado, elegante, y preocupado por su status. Es aquí donde entra en acción la verdadera musa de Anderson: el escritor Stefan Zweig.

Se dice que este personaje usaba zapatos de piel de cocodrilo y escribía con tinta violeta. Refinado, disfrutaba atender sus visitas sirviendo cocteles deliciosos con hojas de oro flotantes. Todo esto al interior de un hermoso apartamento lleno de libros y pintado de un color rojo muy particular.

Los personajes reales detrás del Grand Hotel Budapest

Stefan Zweig

Zweig representa el estereotipo cinematográfico del escritor célebre y exquisito. No obstante, este autor judío también conoció el infortunio al ser un exiliado del Holocausto –encontró refugio en un círculo de intelectuales en Europa Central– Fascinado, Anderson lo incorporó como fuente de inspiración para los personajes interpretados por Tom Wilkinson, Jude Law y, especialmente, M. Gustave de Ralph Fiennes.

En cierto sentido, estos personajes son un mashup de los escritos más populares de este autor, y que a su vez, junto con Simone de Salvatore, dan vida al verdadero Grand Hotel Budapest.

Últimas noticias