Cine

Llévate mis amores: la labor de Las Patronas a los pies de La Bestia

Llévate mis amores

La Ruta del Infierno –como muchos migrantes llaman al circuito de vías férreas que recorre México de norte a sur– es clave para el sueño americano. Sobrevivirla puede marcar la diferencia entre llegar a Estados Unidos, quedar varado en México, o ser devorado por las fauces de La Bestia, nombre que ha recibido el tren por todos los peligros que conlleva tomarlo y viajar en él–.

Para subir a La Bestia, hay dos opciones: tomarla en Tapachula, Chiapas, o en la ciudad de Tenosique, Tabasco. Después de varios kilómetros, se llega al estado de Veracruz. A lo lejos, se observa una señal: La Patrona, localidad situada en el municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz. Quienes llegan a este punto sienten un rayo de esperanza que alivia un poco la travesía que comenzaron para llegar a la frontera.

Llévate mis amores

Al pie de las vías, espera un grupo de mujeres, todas ellas con bolsas de comida y botellas de agua fresca en mano; si se tiene un poco de suerte, una cobija o un abrigo.

Llévate mis amores

Las Patronas, como se les conoce, ayudan desde 1995 a los migrantes en su camino abordo de La Bestia. Preparan carretillas llenas de bolsas con arroz, frijoles, tortillas y pan. No importando si es verano o invierno, día o noche ellas aguardan en las vías para aportar su granito de arena.

Llévate mis amores

Llévate mis amores nos muestra una visión particular de Las Patronas, nos sumerge en su día a día, y también nos conecta con sus sentimientos e historias. Se trata de una muestra de solidaridad, empatía y voluntad únicas.

Este conmovedor y crudo documental llega hoy a las salas de la Cineteca Nacional. Checa su cartelera para más detalles.

Director: Arturo González Villaseñor.

Guión: Indira Cato, Arturo González Villaseñor.

Últimas noticias