Cine

La comida y el cine mudo

A lo largo de la historia del cine, los alimentos han formado parte importante de las historias que se cuentan.

Banquetes, festines, desayunos, cenas y hasta canibalismo se han inmortalizado en escenas de cintas aclamadas e incluso, la comida misma ha sido el tema central de éstas.

Pero los alimentos en el cine tienen un origen más bien confuso, pues no eran más que un adorno, inclusive, en el cine mudo apenas eran dibujos mostrados en la escenografía.

Quizá no fue sino hasta Cleopatra en 1917 cuando los alimentos toman un lugar importante en la historia con jarrones y hasta una copa de vino envenenada, que por cierto, nadie bebe.

La comedia de la época con Charles Chaplin y el Gordo y el Flaco son quienes hacen uso del primer platillo que aparece en escena: El pastel arrojado al rostro.

Este recurso usado en la comedia aún en nuestros días, fomentó la llegada de alimentos reales a la pantalla, aunque fueran solo artilugios.

via GIPHY

El mismo Chaplin sería quien inmortalizaría dos escenas que tenían que ver con la comida, ambas en la cinta The Gold Rush, en la que primero aparece con dos piezas de pan en sus cubiertos haciéndolas bailar y posteriormente, ante la pobreza, comiendo un zapato de cuero como cena de Acción de Gracias.

Estas escenas ocurridas en 1925 dieron pie a imitaciones hasta nuestros días, pero lo más importante, a que poco a poco, los alimentos fueran mejor vistos en la pantalla.

Últimas noticias