Cine

Ghost in the Shell, el arte de la estética ciberpunk

Ghost in the Shell, es una de las obras más representativas del mundo del manga y el anime.

Masume Shirow dibujó a la Major Kusanagi (Scarlett Johansson) para hacernos reflexionar acerca de las barreras entre hombre y máquina y cómo éstas algún día podrían desaparecer, por lo que diseñó un futuro distópico y una sociedad sumergida en la tecnología.

Mamoru Oshii, responsable de llevar a la pantalla grande en 1995 la obra maestra de Shirow, captó a la perfección esa estética ciberpunk del manga además de que profundizó en la historia y personalidad de Kusanagi. Logró que el mundo occidental se abriera a la animación japonesa.

Sanders moldeó esta historia retomando los trabajos de Oshii y Shirow imprimiéndole su propio estilo, imaginó la sociedad del futuro y sus problemas de identidad. El resultado es increíble: gigantescos hologramas, publicidad en todos lados, luces neón e imponentes rascacielos, robo-geishas y cyborgs; una metrópolis de aspecto asiático futurista donde no hay barreras raciales o de idioma, una amalgama de culturas a través de la cual nos muestra el poder, la decadencia y los contrastes que todo ello conlleva.

Una estética donde la selección de colores vibrantes, los juegos de luz, la yuxtaposición de la cultura tradicional japonesa y la tecnología nos dejarán un muy buen sabor de boca.

Estos son algunos de los elementos a destacar de Ghost in the Shell, filme que se estrena el 31 de marzo en México.

 

Últimas noticias