Cine

FRANCIA LIMITA EMOLUMENTOS DE ACTORES

Paris, Francia | AFP | Francia ha puesto límite a las remuneraciones de las estrellas de cine cuando las películas cuenten con subvenciones públicas.

La medida adoptada por el Centro Nacional de Cine (CNC), una institución pública, pretende limitar el acceso a sus ayudas cuando el “coste artístico sea desproporcionado”.

La remuneración máxima de un actor, director o guionista de una película cuyo presupuesto sea inferior a 4 millones de euros, no podrá superar el 15% del coste de producción y el 8% cuando se trate de presupuestos de entre 4 y 7 millones de euros.

En presupuestos entre 7 y 10 millones de euros, se sumará un 5% al del tramo anterior, aunque el tope serán 990.000 euros, incluso en el caso de las películas que tengan un presupuesto superior a los 10 millones.

Estas medidas no se aplican en el caso de que las películas no cuenten con subvenciones públicas.

“No se trata de una medida destinada a limitar las remuneración de las estrellas. No se puede prohibir que nadie, en Francia, gane más de una determinada cantidad”, explica Frédéric Goldsmith, delegado general de la Asociación de Productores de Cine (APC), a la AFP.

Esta medida muestra “la responsabilidad de la profesión en el control de los gastos, fijando por primera vez límites de remuneración para los talentos”, agregó Goldsmith,

Estas medidas llegan a raíz de una virulenta protesta que hizo en 2012 el productor y distribuidor Vincent Maraval contra los emolumentos excesivos de las estrellas de cine, incluso cuando la película era un fracaso.

Asimismo, la CNC ha decidido adoptar medidas para mejorar la transparencia de los costes e ingresos de las películas. Los profesionales -productores, coproductores, autores, distribuidores- tendrán la obligación de informar sobre la amortización de la película.

El CNC tendrá responsabilidad creciente en auditoría de cuentas.

Aunque la medida ha sido recibida en general con satisfacción en el entorno cinematográfico, los agentes de los actores, a menudo remunerados en función de los emolumentos de sus clientes, no lo tienen tan claro.

“Las nuevas reglas no se justifican en todos los casos, pero tendremos que aceptarlo, no nos queda otra”, dice Elisabeth Tanner, presidenta del sindicato de agentes artísticos.

 

Últimas noticias