Cine

El extraño museo que es el nuevo escenario de “Black Mirror”

Black Mirror

En medio de la nada, una viajera solitaria se tropieza con un extraño museo destinado a exhibir objetos que protagonizaron escenas de crímenes. Sin dudarlo, decide entrar a pesar de la advertencia: “No es para cardiacos”. Se trata del Black Museum, uno de los nuevos y perturbadores escenarios de la cuarta temporada de Black Mirror.

Te puede interesar: El capítulo de ‘Black Mirror’ que será una exposición de arte

En esta ocasión, adelantaron el universo de cada capítulo a través de trailes independientes, como parte de la iniciativa 13 días de Black Mirror.

Para introducirnos al episodio Black Museum, Rolo Haynes (Douglas Hodge), curador y propietario del museo, explica a ese curioso visitante (Letitia Wright) que todos los objetos exhibidos tienen una enfermiza historia detrás: “Si algo está lleno de maldad, lo más probable es que esté aquí”, asegura.

A lo largo del capítulo –dirigido por Colm McCarthy y escrito por el creador de la serie, Charlie Brooker–  Rolo Haynes contará el contexto de tres de las piezas exhibidas, incluida la atracción principal: un tipo de dispositivo que permite “infligirte dolor, pero no terror”.

La idea tal vez está inspirada en los verdaderos museo criminológicos. Uno de los más conocidos es el de Roma, donde hay cientos de objetos de tortura. Sin embargo, los fanáticos están a la expectativa del argumento retorcido y reflexivo propio de ésta serie.

Aún no se habla del estreno, pero se espera que terminando las sorpresas –el próximo 6 de diciembre– se dé a conocer la fecha.

Te recomendamos leer: Museos que permiten tomarte selfies con las obras

Últimas noticias