Cine

DEPARDIEU SOLICITA QUE LO DEJEN TRANQUILO

El actor francés Gérard Depardieu solicitó a la prensa, alrededor de los preparativos para el rodaje de una película en Nueva York sobre el escándalo protagonizado por ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn, que lo dejaran “en paz”.

“No tengo nada que decir, quiero estar en paz”, declaró a periodistas de la AFP en su hotel, situado cerca de la casa alquilada por Dominique Strauss-Kahn (también conocido como DSK) en la primavera de 2011 en el momento de su auto de comparecencia.

A finales del mediodía, Depardieu dejó el hotel con su equipaje y abordó una limusina negra.

Con anterioridad en la jornada, su juicio por conducir en estado de ebriedad que debía comenzar en París, fue postergado para el 24 de mayo, a solicitud de la fiscalía.

Antes de la audiencia, el abogado de Depardieu, Eric de Caumont, declaró que su cliente había “deseado estar presente, pero no pudo y lo lamenta mucho”, debido a su desplazamiento a Nueva York.

Depardieu obtuvo en enero pasado la nacionalidad rusa después de una polémica en Francia, con el Primer ministro galo Jean-Marc Ayrault, tras decidir irse de Francia a Bélgica por razones fiscales.

El actor aceptó encarnar a DSK para un filme del realizador Abel Ferrara en relación al escándalo que tuvo lugar en un hotel de la cadena Sofitel y el rodaje podría comenzar el próximo mes.

Strauss-Kahn, de 63 años, favorito durante una época a la elección presidencial de 2012 en Francia, tuvo que renunciar a su puesto en el FMI y a sus ambiciones políticas después de ser acusado en mayo de 2011 de la violación de una camarera en un hotel de Nueva York.

Después de que se abandonaron los procedimientos penales, Strauss-Kahn y la camarera llegaron a un acuerdo financiero para poner fin al caso.

© 1994-2013 Agence France-Presse

 

Últimas noticias