Cine

CINE CENTROAMERICANO EN COMPETENCIA CON CINE HOLLYWOODENSE

En los últimos doce años el cine centroamericano ha resurgido tras la época de guerras civiles con la producción de decenas de películas, aunque todavía enfrenta problemas de distribución y ventas por la presión de Hollywood, advirtieron este domingo en Panamá varios expertos.

“Esta en una ola imparable (la del cine centroamericano) y no hay retorno”, dijo a los periodistas Maria Lourdes Cortés, historiadora del cine en Centroamérica y directora de Sinergia, un fondo centroamericano y del Caribe para apoyar el cine.

Según Lourdes en los años 90 sólo se hizo un largometraje en Centroamérica, mientras que en los últimos 12 años la cifra se ha elevado a 74. Además hay actualmente tres trabajos en posproducción y otros dos más en rodaje.

Según esta experta, la principal temática de las películas centroamericanas son el terror, la corrupción y la denuncia social, aunque también quedan vestigios de las guerras civiles que azotaron a la región.

“Lo que más títulos se han hecho son temas de terror, ovnis, extraterrestres, zombies, es decir, esas cosas como de entretenimiento fácil”, manifestó Cortés a la AFP durante la segunda edición del festival internacional de cine que se celebra hasta el miércoles en Panamá.

“En los 80 se hizo mucho cine y en los 70 porque había guerra y éramos un tema, pero cuando vino la paz se acabo la producción”, aseguró.

Los principales países productores de cine centroamericano son Guatemala y Costa Rica.

“Centroamérica es un lugar fresco del que no se ha dicho todo”, dijo en una mesa redonda el panameño Abner Benaim, director del largometraje “Chance”.

“El cine centroamericano tiene su propio estilo que se presta para darle mayor sensibilidad a las historias que cuenta”, dijo a la AFP la panameña Anayansi Prado, directora de “Paraiso for sale”.

Sin embargo, los expertos aseguran que el principal problema del cine centroamericano es en la competencia de Hollywood, ya que la gran mayoría de películas se distribuyen desde la meca del cine, lo que imposibilita que otro tipo de películas lleguen a las pantallas, propiedad de los grandes distribuidores estadounidenses.

Aseguran también que se necesita apoyo del Estado a través de leyes e incentivos económicos que faciliten la producción regional.

“Lo que no puede ser es que no tengamos un distribuidor centroamericano. Nosotros vemos una película argentina si la compra Estados Unidos”, aseguró Cortés.

© 1994-2013 Agence France-Presse

 

Últimas noticias