Cine

TRENDY F°: LAS 10 MEJORES PELÍCULAS DE CIENCIA FICCIÓN

Uno de nuestros temas favoritos es la ciencia ficción, y más cuando combina a la psicología y la moral. Sin mayor preámbulo, los invitamos a leerlo. Estamos seguros que terminarán con muchas, pero muchas dudas.

1. Alien: el Octavo Pasajero.

El cine de terror y ciencia ficción no serían lo mismo sin la cinta dirigida por Ridley Scott, quien dio vida a la monstruosa criatura surgida de la imaginación de H. R. Giger. El xenomorfo es el depredador por excelencia, un animal sin consciencia sobre lo bueno y lo malo, una forma de vida con un único propósito: crecer y reproducirse; es la máxima expresión de la naturaleza.

2. El Planeta de los Simios (R)Evolución y El Planeta de los Simios: Confrontación.

De acuerdo con 20th Century Fox, esta saga de El Planeta de los Simios no tiene que ver con la del 68 al 73 -¡gracias a Dios!- ni con la cinta de Tim Burton. Nos gusta el proyecto de Rupert Wyatt porque muestra el tránsito de un animal irracional a uno racional, esto es, cómo adquiere consciencia de sí mismo y pregunta por su identidad y futuro. El desarrollo es tal que emprende una revolución para librar a sus semejantes.

3. Her.

Una película como ninguna otra. Her es el equilibrio perfecto entre el drama y la ciencia ficción: primero, porque desafía nuestras creencias sobre el amor, pues si la persona amada es reemplazada por un sistema operativo, entonces ¿no es el enamoramiento un conjunto de respuestas a un estímulo determinado sin importar su fuente? Y segundo, porque pregunta: ¿puede un software tener sentimientos? Así, un montón de investigaciones a nivel filosófico, psicológico, lingüístico, computacional y neurológico entran en acción.

4. Matrix.

Admirada por unos, odiada por otros, Matrix es una cinta espectacular, pues actualiza la clásica pregunta cartesiana: ¿cómo sabemos que lo que nos rodea es verdadero? ¿Qué tal si nuestros sentidos nos mienten, y todo lo que percibimos no es más que información suministrada por algún programa computacional, al cual nuestros cerebros están conectados? Querido lector, ¿piensas que esto es exagerado? Tal vez no sepas que la luz, el movimiento, el espacio, la corporeidad son datos procesados por tu sistema nervioso y que podrían ser alterados fácilmente.

A propósito, ¿cuál es la relación entre lo físico y lo virtual? Este es otro tema que también Her explora. ¿Comienzas a sentir miedo?

5. 2001: Odisea en el Espacio.

Un hito dentro del cine. 2001: Odisea en el Espacio nos gusta porque habla sobre el despertar de la humanidad, esto es, el instante en el que nos convertimos en animales racionales y fuimos conscientes del mundo y de nosotros mismos -¡empieza a sonar Así Habló Zaratustra de Richard Strauss!-. Esta cinta vuelve el tema aún más interesante cuando muestra que el tránsito no es causa de la evolución, sino de una inteligencia extraterrestre, con la cual habrá de encontrarse el protagonista para, finalmente, experimentar un cambio de consciencia.

Por supuesto, el tema de la inteligencia artificial es tocado, pero sobre él ya hablamos y seguiremos haciéndolo.

6. Interestelar.

Para algunos, Interestelar es una mala historia, carece de precisión científica y cae en el idealismo del amor. Tal vez esto sea cierto, pero nosotros rescatamos un detalle: ¡la cinta de los hermanos Nolan nos lleva más lejos que 2001: Odisea en el Espacio! Pues muestra cuántas cosas hay detrás de las nubes, y cuán impresionante es la naturaleza -seguimos sin entender por qué la gente busca un mundo supraterrenal, si éste es más hermoso que cualquier sueño de Dios-.

Interestelar nos condujo al límite de un hoyo negro; al horizonte de una singularidad, algo que ningún humano ha visto; a abandonar las tres dimensiones en que vivimos; y voló nuestras cabezas con la idea de que si bien los viajes al pasado son imposibles, la gravedad sí puede interactuar con sucesos previos.

7. Terminator 2: El Juicio Final.

Interestelar nos enseñó, junto con Kip Thorne, que viajar hacia el pasado es imposible, sin embargo, no por ello eliminaremos del conteo a Terminator, en particular, su segunda entrega, en la cual dos cyborgs emprenden tal viaje con objetivos distintos: uno debe eliminar a John Connor; el otro, evitar esta tragedia.

Nos gusta -y asusta- esta cinta por el futuro apocalíptico que propone: no falta mucho para que la inteligencia artificial tome consciencia de sí, de su fuerza y de que no requiere de los seres humanos para existir; esta será nuestra ruina y Stephen Hawking concuerda. Mientras tanto, esperamos que Google no haya leído este Trendy.

8. La Mosca.

Aunque la teletransportación aún no existe, La Mosca de David Cronenberg nos hace soñar con ella, y nos llena la cabeza con preguntas como: si un primer telepod nos descompusiera en nuestras partículas más simples, y un segundo nos reconstruyera con otras, ¿seríamos la misma persona? Después de todo, nuestro cuerpo original desapareció. Pero aún hay más: ¿qué ocurre con nuestra mente? ¿Dónde estuvo durante el proceso? O ¿es esta una pregunta filosófica mal planteada? Probablemente sí.

9. Inteligencia Artificial.

La inteligencia artificial puede calcular grandes números, realizar toda clase de tareas, pero ¿puede amar? ¿sentir dolor? ¿tener miedo? ¿Qué le impediría experimentar estas emociones si su hardware y software funcionan del mismo modo que nuestro cerebro y mente? Es más, no sabemos si quien está a nuestro lado cuenta con sentimientos; sabemos que ama, siente dolor y teme a causa de su conducta, pero… en realidad no tenemos conocimiento sobre su actividad interna (lo mismo ocurre con los animales no racionales).

Si un robot con forma de niño te dijera que está asustado y que te ama, ¿qué harías? Él está convencido de que sus emociones son verdaderas (su software no le permite otra cosa). Si decides cuidarlo, entonces la persona amada ha sido sustituida por un objeto inanimado, y el amor queda como la respuesta a determinados estímulos externos (¿ya pensaste en Her?). Tal vez después quieras enamorarte de una plancha o tu lavadora. Pero… ¿qué tal si lo que dice el niño es real?

10. Metrópolis.

Este Trendy no podía terminar sin el film alemán considerado Memoria del Mundo por la UNESCO. Nos gusta porque, a diferencia de los demás, ubica la ciencia ficción dentro de un marco social, pues es una herramienta artística para exigir justicia y felicidad, sueños por los que muchos han entregado su vida. Si  bien no explora la psicología, los sucesos naturales ni la inteligencia artificial, sí retoma un tema de mayor importancia: el bienestar humano.

 

Últimas noticias