Cine

“ARGO”, UNA VICTORIA A MEDIAS PARA AFFLECK

El filme “Argo” del estadounidense Ben Affleck, triunfó el domingo como Mejor película, recompensó la producción de una cinta inicialmente desairada por los votantes de la Academia, que habían negado a su creador nominaciones como director y actor.

“Argo”, un thriller sobre la crisis de los rehenes iraní producido, dirigido y protagonizado por Affleck, es un vencedor poco habitual en los anales de los Oscar, al llevarse la estatuilla como Mejor película sin que su actor principal ni su director sean nominados.

También es la primera vez, desde “Driving Miss Daisy” en 1990, que un cineasta gana en la categoría Mejor película sin haber sido nominado por la dirección.

El anfitrión de la ceremonia, el cáustico Seth MacFarlane, no se privó de bromear sobre ello al iniciarse la ceremonia: “La historia detrás de esta película era tan clasificada que el mismo director era un desconocido por la Academia”.

En la sala de prensa del teatro Dolby, pasaje obligado de los vencedores, Affleck reconoció que, “lógicamente, estaba decepcionado” cuando se anunció la lista de nominados.

“Pero cuando vi a los cineastas que tampoco fueron nominados, Paul Thomas Anderson, Kathryn Bigelow, Tom Hooper, Quentin Tarantino… son todos directores increíbles que admiro mucho. Fue solamente un año muy difícil”, agregó.

A los 40 años, Affleck tiene una zigzagueante trayectoria fílmica difícil de seguir para sus fans.

“Al principio, era un desconocido que hacía audiciones, luego me convertí en un talento emergente, después en un guionista y después gané un Oscar”, dijo recientemente al diario New York Times.

“Luego fui visto como un actor de filmes de gran presupuesto, después como un actor con una carrera descarrilada, antes de renacer como director. Ahora, pienso que se me ve sólo como alguien que trabaja en Hollywood”, dijo.

Amigo íntimo de Matt Damon, inició su carrera actuando en publicidades y series de televisión antes de trabajar con Kevin Smith, con quien rodó varias comedias.

Pero fue la cinta de 1997 “Good Will Hunting”, coescrita y cointerpretada con Matt Damon, la que le dio un lugar en Hollywood al merecerle un Oscar como Mejor guión.

El actor se volvió entonces portada de la prensa del espectáculo por sus relaciones románticas con Gwyneth Paltrow y Jennifer López, con quien salió antes de su muy publicitada separación en 2004.

Tras un período en las sombras y en compañía de la actriz Jennifer Garner, el cineasta renació al ocuparse de la dirección “Gone Baby Gone” (2007), “The Town” (2010) y finalmente “Argo” (2012).

Hoy de 40 años y padre de tres niños, Affleck cultiva su imagen de “hombre de bien” y parece querer concentrarse más en la dirección, luego de no haber recibido nunca un premio importante como actor.

En el escenario de los Oscar, el domingo de noche, parecía en paz consigo mismo.

“Nunca habría pensado que estaría aquí de regreso”, dijo. “Muchas personas me tendieron una mano en momentos en que yo no podía darles nada a cambio (…). Quiero agradecerles y decirles que me han enseñado que se debe trabajar tan duro como sea posible y no sentir resentimientos”, añadió.

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias