Cultura

“Ciclo de Poesía Contemporánea”

Verano occidental

 

Es verano

y el cielo es

naranja en julio,

Margarete.

Las niñas ríen

agridulces

cuando digo:

Kraków,Kraków.

Hoy

te llamaré:

ojoverdeparlante,

en la ciudad lcd.

Yo:

ojo pájaro

lenteremoto.

Aquí, a las cuatro de la mañana

la ciudad evita estar a oscuras;

pero pronto será medio día

allá

en la calle de Florianska.

A esta hora las muchachas van y vienen,

de la “Academia de Música”

con metrallas Penderecki

y rifles Szpilman en estuche.

Deambulan tocando el cielo

a tropiezos deambulan

en el viejo campo de batalla.

Otras muchachas,

las que van en grupos grandes,

llevan apretados shorts

hasta las ingles

porque es verano

y verano y calor

son lo mismo

en la calle de Florianska.

Los muchachos se cruzan en la esquina

de San Tomas y Florianska

y…

Se van a derecha o a izquierda,

si es que ven hacia la torre

del amurallado Barbakan krakowski.

Se van a contener

en un beso frente a

la Grażyna Karolina.

Ya habrá tiempo para ti y para mi,

entre el mármol que es la piedra de las hermosas,

en el Barbakan Krakowski.

En el parque

las plantas evitan

su obligación gravitatoria;

parecen tristes por instantes

como si hubieran recobrado

cierto extraño sinsentido

proveniente del sur.

Las muchachas cruzan el parque de plantas,

lo atraviesan todo, como tijeras

de metal inoxidable krauze,

porque es el camino más corto a

AuschwitzBirkenau.

O van hacia el oeste

en los tours de treinta y nueve euros

para comprar

souvenirs en el campo,

y enviarlos a sus novios en Francia.

Llaveros de manufactura holandesa

con la inscripción: Arbeit Macht Preit

Arbeit Macht Preit.

El trabajo nos hará libres

El trabajo nos hará libres

o por lo menos

nos dará un poco de dinero,

en cualquier parte del mundo,

porque ahora el campo es el mundo.

Toda europa está muerta, me dijiste.

Es verdad.

Graznya ojos verdesceniza

El trabajo nos hará libres

Los turistas

buscan y leen en sus mapas:

Calle Bosacka 18,

y plaza Wita Stwosza

estación de trenes

Kraków Głównynde

Es normal caminar entre las muchachas altas

O entre grupos de muchachos

urwisz teutónicos con esferas para el pié.

Vistos desde lo alto.

Las palomas como pequeñas cámaras biológicas,

los observan, desde las cornisas,

dispuestas con cuidado para no volar.

El ojo es la extensión de otro ojo.

Las muchachas van y vienen del conservatorio

por la calle de Florianska.

Otras, las que van en grupos grandes,

llevan apretados shorts hasta las ingles,

porque es verano

y verano y sexo son uno

en la calle Florianska.

Los turistas se quedan parados en la esquina.

Las cenizas de una ciudad

se han marchado hacia el oeste.

Un hombre habita en la casa,

juega con el polvo de la máquina y

escribe: “12:00 pm Crakovia”.

Busca por su ventana a la sulamita

a miles de kilómetros,

muchas horas delante.

¿Será el olor de tu carne muerta, en la cama,

lo que me hace divagar así?

La observo desde el cielo

como las palomas

antes de aterrizar.

Dispuesto con cuidado

en un satélite que no se anuncia.

El ojo extensión, de mi ojo:

Los turistas en Cracovia y en verano

salen apenas recuperados del Hotel Roza,al medio día.

En la calle las chicas tienen hambre,

compran rosquillas en la esquina de San Tomas y Florianska.

Una cocacola a la mañana, al medio día y al anochecer.

Una cocacola para mi alba.

El negocio de la sed y el hambre.

Oigo que ese ha sido nuestro único refugio .

Ella trabaja y

él le lleva un poco de pan con bryndza untado,

alimento de mármol.

Él no la deja trabajar;

pero mejor él y el pan con queso,

que platicar con el viejo

que sólo quiere mirarle las nalgas.

Llueve y sale el sol también en Cracovia.

Habitamos el cajón donde están los efectos del mundo y no pueden ser nombrados.

México 5 de julio del 2013 5:00 am.

www.Calle_de_Florianska.

Has llegado de colores

y las palomas caminan en el pavimento

como viejos perros,

por la calle de San Tomas y Florianska;

te veo más de cerca.

Palomas extensiones del ojo

de mi pecho ojo.

Mi ojo extensión de otro ojo

mi pecho extensión también

de tu cabello de oro Margaret

tu cabello de ceniza Sulamith.

Últimas noticias