Cultura

El curioso caso del smartphone en una obra de arte de 1937

smartphone

¿Profecía o evidencia de viajes en el tiempo? de otra forma sería imposible que un smartphone esté en un mural de 1937. Un plano detalle de esta obra permite observar a un nativo americano sosteniendo un pequeño objeto negro y rectangular.

Te recomendamos: ¿Por qué nos gusta creer que el fin del mundo está cerca?

Brian Anderson, de la revista Vice, notó este curioso detalle en la obra Mr. Pynchon and the Settling of Springfield pintada por Umberto Rumano. En ella se representa a William Pynchon –fundador Springfield– rodeado de nativos americanos en un evento que sucedió 200 años antes de que la llegada de la electricidad.

El misterio -que es un fenómeno en las redes sociales- es complicado de resolver ya que su creador –el último pintor semi-abstracto italiano– murió en 1982. Sin embargo, historiadores como Daniel Crown comenzaron a establecer la teoría de que se trata de un espejo.

Estos objetos europeos llegaron a los indígenas a través de la invasión e intercambios culturales y no tardaron en introducirlos en en su ritos o en su vida diaria, como lo explica Edwin L. Wade en The Arts of the Native American: “Para los nativos americanos, los espejos eran símbolos de riqueza y prestigio… ya que era su propiedad de reflexión de la luz, no su capacidad de reflejar imágenes, que se consideraba importante”.

Otra posibilidad es que se trate de algún texto religioso. Crown cree que podría ser uno de los evangelios: “Estos existían en el momento y eran más o menos la misma forma rectangular”, dijo.

Te invitamos a leer: El Apocalipsis visto a través del arte

smartphone

‘Mr. Pynchon and the Settling of Springfield’ (1937), Umberto Romano-United States Postal Service©.

Últimas noticias