Cultura

BENEDICTO XVI SE DESPIDE EN LA PLAZA DE SAN PEDRO

Miles de personas acudieron este domingo a la plaza de San Pedro para el último ángelus que el papa Benedicto XVI pronunciará antes de su histórica renuncia al pontificado, que se concluye en un clima tenso por las revelaciones sobre una trama de corrupción, sexo y tráfico de influencias en la Curia Romana, lanzadas esta semana por la prensa italiana.

Según la emisora de la Santa Sede, unas 200.000 personas asistirán a la última audiencia dominical durante la cual el Papa rezará al mediodía el ángelus desde la ventana de su estudio del palacio apostólico.

Las autoridades de Roma han aprobado un sistema especial de vigilancia en la plaza y han movilizado unos 100.000 policías y dispuesto francotiradores en lugares claves.

Cientos de voluntarios ayudarán a los peregrinos y turistas que deberán asistir a la histórica audiencia que coincide además con la celebración de elecciones legislativas claves en Italia.

El miércoles 27 de febrero, el Pontífice realizará su última audiencia general que, en esa ocasión, se llevará a cabo en la Plaza de San Pedro y el 28, último día de su pontificado, Benedicto XVI recibirá a las 11H00 en la Sala Clementina del palacio apostólico a los cardenales para despedirse personalmente.

Benedicto XVI partirá luego en helicóptero hacia Castengandolfo, a 30 kilómetros de Roma, a las 17.00 y a las 20H00 se hará efectiva su renuncia al papado, según explicó el jefe de prensa del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Por ahora no se prevé ninguna celebración especial, aunque el Papa saludará a las personas que le esperen en Castelgandolfo y el resto de la jornada la vivirá con sencillez, aseguró Lombardi.

Todos los actos del Papa previstos para después del 28 de febrero han sido anulados.

Faltando pocos días para que Benedicto XVI formalice su renuncia al pontificado “por falta de fuerzas”, una decisión inédita, salieron a relucir todos los escándalos y anomalías que han sacudido sus casi ocho años de pontificado.

Las escandalosas denuncias, publicadas por dos importantes medios de comunicación de Italia, el diario La Repubblica y la revista Panorama, aseguran que el Papa decidió renunciar al cargo tras recibir un informe ultrasecreto de 300 páginas, realizado por tres ancianos e intachables cardenales.

En el informe se describen las luchas internas por el poder y el dinero, así como el sistema de “chantajes” internos basados en debilidades sexuales, el llamado “lobby gay” del Vaticano.

Contrariamente a su costumbre, el Vaticano reaccionó el sábado con firmeza y denunció las “informaciones falsas”, “chismes” y “calumnias” publicadas por la prensa y aseguró que se trata de una maniobra para “condicionar” el Cónclave que elegirá al nuevo Papa.

Según esos medios el informe fue entregado al Papa en diciembre y había sido encargado por el jefe de la Iglesia católica tras el estallido del escándalo de “Vatileaks”, sobre la fuga de cartas y documentos confidenciales del pontífice.

 

© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias