Arquitectura

El MoMA es intervenido por mexicanos

Hace unos meses, el MoMA lanzó una convocatoria global dirigida a arquitectos jóvenes para intervenir el PS1, un patio del recinto. Afortunadamente, los ganadores de este llamamiento fueron los arquitectos mexicanos Pavel Escobedo y Andrés Soliz, quienes diseñaron una playa urbana a partir de un proyecto hecho con hilos de colores.

Con el título Weaving the Courtyard, la pieza de estos creativos invita al descanso de las personas que circulan por el PS1, pues consiste en una serie de cuerdas de colores que transforman su espacio aéreo. A propósito, esta área del MoMA cuenta con una cubierta de arena, un espejo de agua y un chorro de rocío que refresca a quien pase por ahí.

 

El MoMA es intervenido por mexicanos

El concepto fue llamado por los arquitectos playa urbana, y comentan que aunque para muchos no pertenece a la arquitectura, sí lo hace debido a que establece una relación con el espacio.

Esta clase de reconocimientos son importantes para la arquitectura mexicana, ya que en nuestro país suelen ser entregados a razón de trayectoria y no de propuesta. En el caso del dúo Escobedo-Soliz, esto es una realidad, y hoy un despacho joven despunta con un proyecto arquitectónico a partir de una intervención con materiales de desecho.

El desmontaje de esta pieza –inaugurada el 10 de junio de 2016– se llevará a cabo el 14 de agosto, por lo que si estás en Nueva York, aún puedes visitarla.

Haz click a la galería para conocer más

Últimas noticias