Arquitectura

La segunda obra póstuma de Zaha Hadid es literalmente una nube

Zaha Hadid

Después de cinco meses de su fallecimiento y una década de construcción, el puerto de Amberes (Bélgica) inauguró la ampliación de sus oficinas, una obra cuya apariencia evoca una nube.

Esta monumental estructura reposa sobre una remodelada estación de bomberos para convertirse en las oficinas centrales del segundo puerto más grande de Europa con 12 kilómetros de longitud y capacidad para 500 empleados.

Zaha Hadid

Este será el segundo proyecto póstumo de la arquitecta anglo-iraquí. El primero fue la terminal marítima del Puerto de Salerno en Italia que comenzó a funcionar pocos días después de su muerte. Sin embargo, hay dos obras más que están previstas para inaugurarse en los próximos meses: el Centro de Investigación del Petróleo Rey Abdullah en Riad (Arabia Saudí) y las salas dedicadas a la matemática en el Museo de la Ciencia de Londres, ciudad en donde residió la durante sus últimos años; aquí, tienen prevista su inauguración en diciembre.

Zaha Hadid

Esta obra fue sometida a un concurso internacional hace más de una década, y el único requisito era que el nuevo inmueble debía reutilizar el edificio ya existente en el muelle Kattendijk. La arquitecta Premio Pritzker junto con su socio Patrik Schumacher, quien ahora es responsable de su estudio, Zaha Hadid Arquitects, encontraron una solución a ese dilema: construir verticalmente un edificio sobre la estructura original, y así fue como ganaron el concurso.

Zaha Hadid no sólo rompió con obstáculos de género en su camino, sino también con los límites físicos de la arquitectura. Cada una de sus obras refleja su capacidad para reinventar no sólo edificios viejos y espacios abandonados, sino a sí misma.

Zaha Hadid

Últimas noticias