Arquitectura

KABUKIZA DE TOKIO SE REINAUGURÁ EN ABRIL

El nuevo teatro Kabukiza de Tokio, templo del teatro tradicional kabuki de inmaculada blancura puesta en relieve por una iluminación variable al ritmo de las horas y las estaciones, fue presentado al público tras su reconstrucción para ser inaugurado en abril.

Unos 150 focos con diodos electroluminiscentes (LED) iluminaron en primicia al caer la noche la fachada del legendario teatro, casi idéntica a la del anterior, demolido a causa de su estado vetusto.

El nuevo Kabukiza, modernizado para valorizar mejor el espectáculo y adaptarlo a las normas antisísmicas más recientes, está dividido en dos edificios.

El primero reproduce casi idéntico el aspecto del antiguo Kabukiza, destruido en 2010, con su arquitectura inspirada en los castillos medievales y templos japoneses con faroles rojos.

Su forma evolucionó muy poco desde la primera construcción en 1889, a pesar de haber sido destruido varias veces por incendios, el gran sismo de 1923 en Tokio y los bombardeos norteamericanos al final de la Segunda Guerra Mundial.

El segundo edificio es un moderno rascacielos de 29 pisos (143 metros) situado detrás del teatro y donde habrá restaurantes, comercios y oficinas. Contrariamente a lo que temían algunos, el edificio moderno no arruina para nada el aspecto del Kabukiza venerado por los japoneses.

El nuevo teatro y su iluminación también pretenden ser más respetuosos del medio ambiente, minimizando el consumo eléctrico, explicó en rueda de prensa la creadora del nuevo juego de luces, Motoko Ishii.

El jueves, varios sacerdotes shinto y dirigentes de la empresa gerente Shochiku acudieron al pequeño santuario adyacente, que también fue reconstruido, para orar por el éxito de la inauguración, prevista en abril.

Las celebraciones tan esperadas quedarán sin embargo opacadas por el reciente fallecimiento de Kanzaburo Nakamura y de Danjuro Ichikawa, dos de los más prestigiosos actores de kabuki, una forma multisecular y polifacética de teatro, donde todos los roles son interpretados por hombres de distintas edades y donde la ruidosa extravagancia cede el paso a la lentitud silenciosa.

 
© 1994-2013 Agence France-Presse

Últimas noticias