Arquitectura

Cholets, la nueva arquitectura boliviana

Grandes edificios, de hasta siete pisos, pintados con colores fluorescentes que pueden albergar hasta una pista de baile, son la característica principal de los ‘cholets’. Estas edificaciones son el distintivo primordial de la nueva burguesía aymara que ha subido como la espuma gracias a la próspera economía de Bolivia.

Construidas a más de 4 mil metros de altura, en la ciudad del El Alto, los ‘cholets’ se levantan en las zonas pobres de La Paz, donde la gente que prospera no se muda a barrios ricos, sino que construyen la casa de sus sueños allí mismo. De ahí el nombre de ‘cholet’, una mezcla entre la cultura ‘chola’ y la palabra ‘chalet’.

CHOLETS_FAHRENHEIT_2

Archivo web

Este fenómeno ha sido impulsado por todo Bolivia por los propios dueños de estas construcciones, quienes además promueven este estilo arquitectónico entre sus conocidos. Lo más importante para ellos es proyectar su origen aymara.

El responsable de este ‘boom’ de construcciones es Freddy Mamani Silvestre, un inmigrante aymara de 42 años, quien de niño pastaba llamas en una colina de Catavi, una minúscula comarca que ni siquiera aparece en los mapas. A Mamani no le gusta mucho el término ‘Cholet’, pero sabe que su obra es conocida así en el mundo.

CHOLET_FAHRENHEIT_10.1

Archivo web

Estos ‘cholets’ se construyen en terrenos de hasta 500 metros cuadrados y albergan varios niveles entre los que se acomodan centros comerciales, canchas de voleibol y fútbol acondicionadas con pasto sintético. Toda esta mezcla de colores y estructuras plásticas asombra a los turistas, quienes no pierden detalle de la obra. El boom de la construcción coincidió con la llegada a la presidencia de Evo Morales, primer gobernante indígena del país de origen aymara, en 2006; además de los bajos precios de los materiales en conjunto con el renacer del orgullo de los pueblos campesinos.


Con información de AFP.

Si te gustó esta nota, seguro te encantará:

EL COLOR DE LA ARQUITECTURA


 

Últimas noticias