Arquitectura

CENTRO DE INVESTIGACIONES BIOMÉDICAS EN PAMPLONA

El Centro de Investigación Biomédica de Pamplona diseñado por los arquitectos Antonio Vaillo y Juan Luis Irigaray, se inauguró el pasado septiembre. El edificio es una construcción flexible que da respuesta a todas las necesidades de los investigadores. Este centro dispone de 16 laboratorios, con despachos anexos, auditorio, biblioteca especializada y todas las instalaciones necesarias para la investigación biomédica, como salas de esterilización, de preparación de cultivos, y de congelación. Además, cuenta con una amplia zona de gestión, con una secretaría, administración y una plataforma de métodos para apoyar la labor científica. Desde el punto de vista arquitectónico, el edificio se diseñó siguiendo el concepto de biomímesis, es decir, se aplicaron elementos de la naturaleza. Así, se tomó como punto de referencia la piel de oso para diseñar el exterior. Las láminas de policarbonato en la fachada que forman la galería bioclimática entre el interior y el exterior aminoran el frío manteniendo el calor, como la piel de oso que conserva su cuerpo caliente. De igual manera, siguiendo la anatomía del camello que se expande donde sus funciones lo requieren, el edificio genera bultos y oquedades donde la propia función también lo requiere, como espacios que acogen la multiplicidad de máquinas e instrumentos especializados. Para el diseño de las placas de aluminio perforado se recurrió al tercer biotipo, es decir, al igual que una hoja de árbol, las placas de enormes dimensiones (4,500 x 800 mm) y de un espesor pequeño (3 mm) deben ser ligeras, flexibles y soportarse erguidas.

Últimas noticias