Arquitectura

Arquitectura modernista de Brasil: Oscar Niemeyer

El presente de la arquitectura de Brasil no podría entenderse sin la figura señera de su modernismo: Oscar Niemeyer

Nacido en Rio de Janeiro, Niemeyer comenzaría su carrera trabajando sin sueldo en un despacho arquitectónico para ganar experiencia. Ahí conocería los movimientos de vanguardia y la obra de Le Corbusier, de quien sería siempre un promotor entusiasta; inclusive llegaría a colaborar con él como parte del colectivo de arquitectos que diseñaría y construiría el edificio principal de las Naciones Unidas en Nueva York en 1952.

Fue el principal arquitecto, en conjunto con el urbanista Lucio Costa, encargado del proyecto y construcción de la nueva capital de Brasil, Brasilia, una ciudad de edificios modernos a donde habrían de mudarse los poderes legislativos y principales organismos de gobierno con la intención de descentralizar Río de Janeiro que hasta antes de 1960 era la capital de Brasil.

Oscar Niemeyer

Durante la dictadura militar de mediados de los 60, se exiliaría a París; en el Museo de Louvre, se realizaría una exposición sobre su trabajo mientras que en el resto de Europa obtendría otros encargos, por ejemplo Italia, Francia y Portugal. Posteriormente, su trabajo llegaría inclusive a lugares como Argelia y Malasia.

En 1989, obtuvo el premio Príncipe de Asturias de las Artes. Sobre su obra, diría la directora ejecutiva del Premio Pritzker, Martha Thorne: “Las formas de los edificios no son gratuitas. Cuando Niemeyer diseñaba, intentaba buscar la poesía de la forma (del edificio) en armonía con el lugar en el que emplazaba el edificio teniendo en cuenta el paisaje”.

Últimas noticias