Cultura

Las cartas que demuestran el enorme corazón de Albert Camus

Las cartas que demuestran el enorme corazón de Albert Camus

Ser galardonado con el premio Nobel de Literatura en el año de 1957 significó para Albert Camus la oportunidad de expresar gratitud y amor a las personas que marcaron su vida:

Te recomendamos leer: Los títulos para conocer el pensamiento de Albert Camus

Camus no se hubiera convertido en uno de los escritores más importantes del siglo XX sin Louis Germain, así que cuando se enteró del prestigioso premio pensó de inmediato en su profesor de primaria y le escribió una carta.

“Germain no sólo estimuló la mente de Camus y le dio clases extraescolares. Además, convenció a su madre para que intentase obtener una beca para que acudiese al instituto”, explica The New York Times.

El señor Germain no pudo recibir mejor recompensa a su trabajo. Fue así como respondió a su entrañable alumno: “Creo conocer bien al simpático hombrecito que eras y el niño, muy a menudo, contiene en germen al hombre que llegará a ser… Tu celebridad no se te ha subido a la cabeza. Sigues siendo el mismo Camus”.

La misiva fue difundida 35 años después de la muerte del también filósofo y periodista, con la publicación de su obra póstuma El último hombre (1995).

Por otro lado Camus fue lo que llamamos “un romántico empedernido” y lo demuestra su amor a la actriz María Casares, que quedó al descubierto en unas cartas inéditas recientemente publicadas en Francia.

Camus

Albert Camus (Derecha) y María Casares (Medio).
|Imagen vía theredlist.com©.

“Sus cartas hacen que el mundo sea más vasto, el espacio más luminoso, el aire más ligero, simplemente porque existieron”, expresó Catherine Camus, hija del escritor.

Se mandaron mensaje todos los días durante 12 años, en ellos se expresaban su cariño, su pasión y se ponían al día de todo lo que les pasaba. Cuando obtuvo el galardón le envió un telegrama que decía: “Nunca te había echado tanto de menos”.

La última carta que leyó Casares anunciaba el regreso de Camus a París el 4 de enero de 1960.

Albert Camus

Albert Camus y María Casares.
|Imagen vía theredlist.com©.

“Hasta pronto, mi preciosa. Estoy tan contento con la idea de volverte a ver, que me río mientras te escribo (…) Te mando besos, te abrazo contra mí hasta el martes, cuando volveré a hacerlo”.

Sin embargo, un trágico accidente automovilístico impidió el reencuentro de los amantes para siempre.

No te puedes perder: Grandes frases de Albert Camus sobre política y periodismo

 

Últimas noticias