Conciencia

Studio Swine crea objetos con cabello humano, basura y plástico

Studio Swine

“Estamos interesados en tomar las cosas y en cambiar la percepción de ellas”. Alexander Groves|Studio Swine

Debes ser muy osado para usar la palabra swine en el nombre de tu empresa internacional, sin embargo, para la arquitecta nipona Azusa Murakami y el artista inglés Alexander Groves, esa es la palabra perfecta.

diseño sustentable

Ambos fundaron Studio Swine después de conocerse en el Royal College of Art de Londres en 2011. Desde ese momento, Murakami y Groves tienen la firme tarea de cambiar el modo en que los diseñadores, ingenieros y la industria en general observan a la sustentabilidad.

Es decir, transformar la reputación de: reutilización/sustentabilidad = mal diseño. Ellos quieren convertir estas palabras en características deseables para cualquiera objeto artístico. Es por esto que swine -que puede traducirse al español como cerdo o canalla- juega un papel importante al mandar el atrevido mensaje: “no todo debe ser como es”.

En su sitio web oficial encontrarás la lista de todos sus proyectos hasta el momento. Uno de ellos es la serie Hair Highway -línea de objetos decorativos para el hogar u oficina- que surgió de la necesidad de encontrar un sustituto de la madera para fabricar utensilios comunes, pero con diseños atractivos, como un peine o un jarrón.

Además, el dúo también ha trabajado con cartón, plástico y otros materiales que se consideran basura. Es por todo lo anterior que su trabajo ha ganado fama internacional.

Studio Swine

Lampara ecológica, con luz Led. Su nombre es ‘Cactus’ y da nueva vida a residuos de madera de pino y a botellas de cristal recicladas.

Por ejemplo, el corto Sea Chair, dirigido por esta pareja, fue galardonado en Cannes y otros festivales de cine en todo el mundo. También, sus obras han sido expuestas en instituciones como el Victoria & Albert Museum de Londres, el Museo de Arte y Diseño de Nueva York y la Bienal de Arte de Venecia.

 

 

Últimas noticias