Conciencia

El horror de la guerra en el arte

I will show you fear in a handful of dust.
                      Frisch weht der Wind
                      Der Heimat zu
                      Mein Irisch Kind,
                      Wo weilest du?
T.S. Eliot, “The Wasteland”
El 6 de agosto de 1945 el mundo presenció uno de los mayores horrores en la historia de la humanidad, el arma nuclear Little Boy sería liberada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Esta detonación junto con la realizada el día 9 de agosto sobre Nagasaki mataron en total a 246,000 personas, aunque sólo la mitad falleció los días de los bombardeos. Del 15 al 20% de las víctimas murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación en años venideros.
Este bombardeo provocó el final de la Segunda Guerra Mundial, un evento catastrófico que verdaderamente aterrorizó al mundo, y que hizo reflexionar al ser humano sobre su rol en el planeta. Por primera vez, daríamos cuenta de la magnitud y el alcance de la tecnología, y que ésta no sólo servía para ayudar, sino también para destruir, y sobre todo que era capaz de acabar todo un planeta si se dispone a ello.
 el-horror-de-la-guerra-en-el-arte
La guerra es uno de los eventos más deplorables de la humanidad. Impulsada por el conflicto de intereses entre países o la población de un lugar, los motivos pocas veces son justificables, ya que el precio que se paga es el de las muertes de miles de personas inocentes. Desde el inicio de la humanidad, los conflictos bélicos no se han hecho esperar y han crecido en magnitud hasta lo que se ha presenciado durante la Segunda Guerra Mundial y conflictos recientes. En realidad… el mundo realmente nunca ha tenido un sólo día de paz.
Como es de esperarse, el arte, al ser reflejo del pensamiento humano, ha hablado sobre los conflictos bélicos y las emociones que genera desde hace mucho tiempo. En un principio, los registraba como sucesos históricos, pero con el tiempo los artistas fueron expresando los verdaderos horrores detrás de estos sucesos.
Goya fue uno de los primeros artistas que registraron la guerra como lo que era: un evento terrorífico. Goya utiliza la pintura oscura y expresionista en torno a eventos violentos. Este tema incluso inspiró su serie de grabados Los desastres de la Guerra como también numerosas pinturas.
el-horror-de-la-guerra-en-el-arte
En tiempos modernos, el inicio de la Primera Guerra Mundial dejó profundas marcas en el arte. Es a partir de este suceso que se abren paso las primeras vanguardias en un intento por expresar todas las incoherencias que se vivían gracias al conflicto. Los movimientos más influenciados por la Primera Guerra Mundial fueron el expresionismo y el futurismoPor su lado, el futurismo veía a la guerra y la máquina como sinónimo de progreso, mientras que el expresionismo se inspiraba en las emociones profundas que generaban el miedo y el terror.
el-horror-de-la-guerra-en-el-arte
La guerra también se llevó las vidas de muchos artistas que fueron convocados para responder a su deber patriótico. En la Primera Gran Guerra, algunos de los personajes que lucharon en ella fueron Wilfred Owen (quien perdería la vida), Siegfred Sassoon y Herbert Read, quienes en sus letras describen los horrores que vivieron en las trincheras. Cabe agregar que un proyecto contemporáneo interesante alrededor de este tema es la producción más reciente de Michael Nyman, quien musicaliza poesía de la guerra.
el-horror-de-la-guerra-en-el-arte
Paralelamente en la península ibérica, explota la Guerra Civil Española que abarcaría los años 1936 a 1939, y finalizaría con la imposición de la dictadura de Franco. Es en este momento que obras como El Guernica de Picasso ven la luz al ser una protesta gráfica contra el régimen. También penoso fue el caso del poeta Federico García Lorca, quien fuera asesinado por sus ideas políticas y orientación sexual.
 el-horror-de-la-guerra-en-el-arte
Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, en el arte surge una ruptura, que de hecho marca el inicio del arte posmoderno, debido a que los ideales sobre los cuales se desarrollaba el arte y la sociedad se vieron confrontados y replanteados por corrientes filosóficas de pensamiento que se orillan al existencialismo.
En el caso de Japón, este evento detonó toda una nueva concepción sobre la vida y el arte, derivando en movimientos como la Danza Butoh (que refleja el terror de la guerra en sus expresiones) y piezas como el monumento a Sadako Sasaki, la niña que pidió a las mil grullas de papel sanarse de su enfermedad causada por la radiación.
BUTOHH

Danza Buto

el-horror-de-la-guerra-en-el-arte

Monumento a Sadako Sasaki

Hasta el día de hoy, el ser humano sigue en tensión y sin tener un sólo día de paz. Vivimos en una delgada línea roja que, ante cualquier evento catastrófico, podría detonarse y despertar los horrores que la guerra trae consigo. Actualmente, el mundo cuenta con suficientes armas nucleares para acabar con la población sobre la faz de la Tierra, y si no reaccionamos rápido, podría ser muy tarde y no habrá arte para contarlo esta vez…

Últimas noticias