Conciencia

Arte, Carl Sagan y el cosmos

Carl Sagan es una de las mentes más brillantes del siglo XX. Astrónomo, escritor, conductor de televisión y activista, fue un hombre cuya pasión por divulgar la ciencia asombró a cientos de personas. Si tu eres de la generación de los 80 y 90, seguramente viste en algún momento su increíble serie Cosmos, la cual recientemente fue replanteada por NatGeo con Neil DeGrasse como su nuevo portavoz.

Cosmos fue una serie fuera de lo común, ya que se dedicó a revelar todos los secretos del universo desde una base puramente científica. A través de ella, Sagan nos invitaba a observar el planeta Tierra como realmente es: un pequeño punto azul en el cielo. En realidad, Carl Sagan buscaba plantear una nueva forma de entender la existencia humana.

Esto dio origen a los librosEl mundo y sus demoniosUn punto azul pálido, entre muchos otros. Por si fuera poco, Sagan también impulsó la búsqueda de inteligencia extraterrestre, tema en el que se mostraba abierto, pero a la vez ecuánime. En esta rama, fue pionero de la exobiología y estuvo involucrado en el Proyecto SETI. Incluso apoyó el envío de mensajes a bordo de sondas espaciales destinados a informar a posibles civilizaciones extraterrestres acerca de la cultura humana.

Su intensa investigación sobre el tema fue la semilla para escribir la novela Contacto como posibilidad de viajes interplanetarios, y en 1997, se lanzó la película homónima protagonizada por Jodie FosterMatthew McConaughey.

Activismo

Mediante sus observaciones de la atmósfera de Venus, fue de los primeros científicos en estudiar el efecto invernadero a escala planetaria. Este tema fue una de sus mayores preocupaciones, ya que pensaba que la razón por la cual entidades inteligentes no nos contactan era que las civilizaciones con evolución tecnológica poseen una tendencia a autodestruirse, cuestión que trataba de evitar en la raza humana.

Arte

Aunque Carl Sagan no estaba inmerso en el mundo artístico, fue un gran literato, por lo que siempre apoyó a todas las expresiones creativas que permitieran la divulgación de la ciencia. Por ejemplo, este cuadro fue detonante para diseñar la nave en la que viaja Sagan a través de Cosmos. Se cuenta que el científico no quería algo tan realista, sino que pretendía estimular la imaginación del espectador.

Starseeds por Jon Lomberg

Sagan muere el 20 de diciembre de 1996 a causa de una neumonía la cual era resultado de una mielodisplasia. Este acontecimiento dejó un hueco en la ciencia y el trabajo de divulgación, no obstante, Sagan dejó un campo abierto para científicos como Neil DeGrasse para que le sucedan en el arte de transmitir la ciencia.

Te dejamos con este corto animado inspirado en El pequeño punto azul.

Últimas noticias