Conciencia

Agua y algas = Energía para tu casa

Se trata de un sistema de alta tecnología que genera energía a partir de la fotosíntesis de las algas. Desde hace dos años, un edificio de vivienda de cinco pisos en Hamburgo, tiene un biorreactor en la fachada: el BIQ (Bio Inteligent Quotient) que se autoabastece con esta “piel viva”.

AGUA_Y_ALGAS_ENERGÍA_PARA_TU_CASA03

© BIQ

Los microorganismos se cultivan dentro de paneles de vidrio sellados (similar a un DVH) contenidos en un marco de aluminio. Ese biorreactor, lleno de agua y con una gran concentración de algas dentro, capta el hidrógeno que ellas producen en el proceso de fotosíntesis cada vez que son bañadas por la luz del sol. Las dos fachadas del edificio con mayor incidencia solar tienen una segunda capa exterior conformada por estos contenedores transparentes que crean un ambiente controlado para que las algas trabajen.

AGUA_Y_ALGAS_ENERGÍA_PARA_TU_CASA02

© BIQ

El sistema suministra nutrientes líquidos y dióxido de carbono a través de un circuito de agua para estimular su crecimiento. En paralelo, bombea aire presurizado en los paneles con el mismo objetivo y para evitar que los microorganismos se pudran. Los paneles poseen depuradores que mantienen el vidrio limpio.

Periódicamente, cuando las plantas han cumplido su ciclo de vida, se conforma una pulpa espesa que se separa del resto de las algas y se almacena en un área técnica del edificio para luego seguir produciendo energía en una planta productora de biomasa. Allí, las algas se someten a un proceso de fermentación para obtener electricidad a partir del gas metano.

Información e imágenes vía: IBA Hamburg

Últimas noticias