Conciencia

“ABUSOS DE DERECHOS HUMANOS ALIMENTARON LAS CRISIS ACTUALES” – HRW

Washington, Estados Unidos | AFP por Jo Biddle

Los gobiernos miran cada vez más los derechos humanos como “un lujo” que no siempre se pueden dar, pero muchos países, como Estados Unidos, son de hecho responsables de alimentar el clima propicio para que florezcan grupos como el Estado Islámico o crisis como en Ucrania, según Human Rights Watch (HRW).

“Las violaciones de derechos humanos jugaron un papel importante en generar o agravar la mayoría de las crisis actuales”, dijo Kenneth Roth, director de la organización, que publicó este jueves su informe anual.

Algunos gobiernos denuncian violaciones de derechos humanos, pero “muchos parecen haber concluido que las serias amenazas actuales a la seguridad deben tomar prioridad sobre los derechos humanos”, dijo Roth en el Informe Mundial 2015 de HRW.

“En este difícil momento, parecen decir, los derechos humanos deben ponerse a un lado, un lujo para tiempos menos duros”, agregó, según el documento de 660 páginas.

Pero se equivocan, señaló Roth.

Para el director de HRW, en realidad los “derechos humanos son una brújula esencial” de la política y ponerlos de lado “no sólo está mal, sino también es corto de vista y contraproducente”.

Desde Siria a Irak, México, Nigeria y Ucrania, foco de desestabilizaciones en el último año, “proteger los derechos humanos y permitir que las personas tengan una voz sobre cómo sus gobiernos manejan las crisis será clave para su resolución”, afirmó.

El surgimiento del grupo radical Estado Islámico (EI) se alimentó en parte por la invasión estadounidense a Irak en 2003, que condujo a un vacío de seguridad en la región así como a los conocidos abusos en la prisión de Abu Graib y en el centro de detención estadounidense de Guantánamo.

Luego, Estados Unidos y Reino Unido “en gran parte cerraron sus ojos” ante las políticas sectarias del primer ministro shiita de Irak, Nuri al Maliki, su persecución de minorías suníes, incluyendo detenciones arbitrarias y ejecuciones extraoficiales, mientras seguían proveyendo de armas a su gobierno.

En Siria, Estados Unidos armó una coalición de 60 países para combatir al Estado Islámico, pero nadie ha presionado al presidente sirio Bashar al Asad para “detener la masacre de civiles”.

“Esa preocupación selectiva ha sido un regalo a los reclutadores de EI, que se ven a sí mismos como los únicos dispuestos y capaces para enfrentarse a las atrocidades de Asad”, dijo Roth.

De manera similar, en Egipto la respuesta global a la “represión sin precedentes” del presidente Abdel Fattah al-Sisi, ha sido “vergonzosamente inadecuada”.

 

– “Bueno versus malo” –

 

Washington se negó a denunciar como un golpe de Estado la salida, apoyada por los militares, del presidente electo, Mohamed Morsi, del movimiento islamista, y apoyó a Sisi, enviando un “horrendo mensaje para la región”, según HRW.

“El EI puede decir con credibilidad que la violencia es el único camino al poder para los islamistas porque cuando buscaron el poder a través de elecciones justas y ganaron, fueron depuestos con poca protesta internacional”, dijo Roth.

Por otro lado, HRW resaltó en la introducción del informe la situación de México, donde el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto “no ha tomado pasos significativos para limitar la corrupción e impunidad” que alimentan la violencia en la lucha contra los carteles del narcotráfico.

Y el gobierno del presidente Barack Obama ha “preferido quedar callado” ante “los terribles abusos” de las fuerzas de seguridad, según la organización.

Las violaciones de derechos humanos en Rusia que coartaron las voces críticas dentro del país en los últimos dos años y la “relativamente limitada reacción” de Occidente también “pudo haber agravado la crisis en Ucrania”, según HRW.

Pero los países occidentales han caído en una “mentalidad de bueno versus malo”, y en su deseo de mostrar a Ucrania como una víctima de la agresión rusa, han sido “renuentes en mencionar los abusos ucranianos”.

 

– Derechos humanos y olimpiadas –

 

La necesidad de seguridad en la era digital también preocupa a Human Rights Watch, a la vista de los casos de vigilancia gubernamental a través de la recolección de toneladas de datos de millones de personas.

“Los gobiernos en todas partes están expandiendo su capacidad para la vigilancia masiva”, dijo la analista de internet de HRW, Cynthia Wong.

Estados Unidos y Reino Unido son los líderes en el área, “descartando toda noción de proporcionalidad” y “proveyendo a los gobiernos de toda naturaleza política de una guía para que creen sus propios sistemas de vigilancia masiva”, añadió.

Con pocas protecciones a la privacidad garantizadas, “un verdadero escenario orwelliano podría desarrollarse”, advirtió.

Los eventos deportivos masivos como las olimpiadas también preocupan a HRW, tras los ataques de Moscú a periodistas y activistas durante los juegos olímpicos de invierno de Sochi.

El hecho de que sólo Kazajistán y China -ambos denunciados por violaciones a los derechos humanos- sean los candidatos para las olimpiadas estivales de 2022 “debería quitarle el sueño” al Comité Olímpico Internacional, concluyó HRW.

© 1994-2015 Agence France-Presse

Últimas noticias